Es una historia demasiado familiar: comes más sano y los números no ceden; haces ejercicio, pero la balanza no parece notarlo; luego notas que tu ropa te queda más suelta y te paras en la balanza esperando que hoy sea el gran día que finalmente diga que… ¡AUMENTASTE 1 kilo! ¡Desde ayer! ¿¡Qué!? Este es […]

Leer más