Comer alimentos de temporada, normalmente, es más barato y más fácil. Puedes aprovechar los productos frescos de tu mercado local o incluso comprarlos directamente a los agricultores locales. Además, por lo general, las frutas y verduras cosechadas durante los meses de otoño e invierno tienen gran cantidad de las vitaminas y nutrientes que más necesitas […]

Leer más