Supresores del apetito con receta: lo que necesita saber

¿Tiene dudas sobre la Fentermina?
¡Échele un vistazo a la guía definitiva de la fentermina para perder peso!

¿Ha oído alguna vez a alguien quejarse de que le resulta imposible dejar el tenedor sobre la mesa? Bien, los expertos en pérdida de peso están de acuerdo: ha quedado demostrado que la dieta cobra más importancia que el ejercicio físico a la hora de perder peso. Sin embargo, a la mayoría de nosotros nos cuesta bastante limitar el número de calorías que consumimos para mantener (o perder) peso. Tanto a causa del marketing constante de la industria alimenticia, como consecuencia del impulso emocional de comer, o simplemente por la desconexión con el hambre, los resultados muestran que el comer en exceso es un problema en auge. Más de un tercio de la población estadounidense está clasificada como obesa, y más del doble de ese número padece sobrepeso. Se prevé que esta estadística va camino de empeorar en los próximos años. Por tanto, tiene sentido que también haya crecido el interés por los medicamentos supresores del apetito. A continuación hablaremos sobre los supresores del apetito, a quién se dirigen y los diferentes tipos que tiene a su alcance como consumidor.

¿Qué son los supresores del apetito?

Los supresores del apetito con receta son medicamentos que le puede recetar un médico para ayudarle a comer menos. La mayoría de estas pastillas estimulan el sistema nervioso central. Es decir, engañan al cuerpo para que active una respuesta similar a la de “lucha o huída”. Como consecuencia de esta reacción, se suprime el apetito y aumenta la energía. Con el chute de adrenalina, los pensamientos sobre comida ya no acaparan la mente y, a la hora de comer, la sensación de hambre es menos aguda. El cambio químico también le proporciona energía para moverse más y conseguir realizar el ejercicio físico diario recomendado. En consecuencia, estos medicamentos funcionan de tal forma que le ayudan a comer menos y a ser más activo. La combinación resulta en pérdida de peso.

No obstante, los supresores del apetito mantienen el cuerpo en un estado prácticamente constante de estrés simulado. Por tanto, sólo se recomienda su uso a corto plazo. El periodo prescrito suele ser de máximo tres meses, aunque, en caso de ser necesario, el médico puede volver a recetarle la medicación después de tomarse un descanso. Los supresores del apetito son una forma efectiva y conocida como empujón para empezar a perder peso, pero también es importante que usted cumpla con su parte del proceso. Cambiar los hábitos de comida y establecer una rutina de ejercicio es clave para conseguir sus objetivos y mantener el peso a largo plazo.

¿Puedo tomar supresores del apetito con receta?

Los medicamentos para perder peso con receta, como la fentermina, están pensados para pacientes con obesidad por factores externos y con un IMC superior a 30. Algunos medicamentos también están disponibles para personas con un IMC superior a 27 si también sufren alguna enfermedad relacionada con el sobrepeso.

La obesidad por causas exógenas resulta en un cúmulo extra de grasa por un desequilibrio energético. Este tipo de obesidad se presenta cuando una persona consume más calorías de las que quema. La obesidad por causas exógenas es distinta a la obesidad por causas endógenas, que ocurre como resultado de un desequilibrio hormonal o metabólico como el hipotiroidismo. Como los supresores del apetito provocan que coma menos y se mueva más, están pensados para gente con obesidad por causas exógenas. Si padece sobrepeso por otras razones, hable con su médico para encontrar una solución apropiada para su caso.

La segunda razón por la cual le pueden recetar supresores del apetito es el Índice de Masa Corporal, o IMC. Este índice se establece a partir de una medida de la altura y del peso que calcula el estado de peso. Un IMC “normal” (saludable) está entre 18 y 25,9. En la comunidad médica, una persona con un IMC de entre 26 y 29,9 se considera una persona con sobrepeso, y una persona con un IMC superior a 30 se clasifica como obesa. Este tipo de medicamentos también podrían ser apropiados para personas con un IMC de entre 27 y 30 que padezcan alguna enfermedad relacionada con el sobrepeso, como por ejemplo, hipertensión controlada o diabetes tipo 2. Su médico es la mejor persona para determinar si es apropiado recetarle la medicación.

Es así, porque aunque cumpla con los requisitos mencionados, puede que los supresores del apetito no sean adecuados para usted. Este tipo de medicación conlleva riesgos para la salud, y sólo debería tomarlo bajo supervisión médica. Si está interesado en ello, el primer paso debe ser hablar con su médico. Él o ella puede evaluar su historial médico, la medicación que toma (o ha tomado) y fijar unos objetivos para decidir si debe o no tomar estos medicamentos.

Interesting in prescription appetite suppressants, but not quite sure what they are? Here's a summary of the basics!

Supresores del apetito conocidos

La fentermina es uno de los supresores del apetito con receta más famosos, pero hay una gran variedad de opciones en el mercado. A continuación mencionamos los más populares. Otros medicamentos con receta para perder peso evitan los antojos, disminuyen la absorción de grasa o prolongan la sensación de saciedad.

Fentermina (Adipex)

El nombre fentermina es una abreviatura del ingrediente principal del medicamento, fentermina HCI. La fentermina HCI tiene una composición química similar a la de la anfetamina, pero no es anfetamina como tal. Es legal tomar fentermina con receta y bajo la supervisión de un médico. Sin embargo, dado que tiene una composición química parecida a la de la anfetamina, la fentermina puede actuar como un estimulante muy potente y puede causa adicción. En consecuencia, está clasificada como una sustancia controlada de tipo IV en Estados Unidos y en el extranjero.

La fentermina se vende en EEUU bajo el nombre de la marca Adipex-P, más comúnmente conocida como “Adipex”. Otras marcas muy vendidas son: LomairaSuprenza, Duromine y Ionamin.

Qsymia es un supresor del apetito con receta que combina fentermina con un medicamento anticonvulsivo llamado topiramato. Se trata de un medicamento que se ha popularizado últimamente y mientras que la fentermina suprime el apetito y proporciona energía, el topiramato incrementa la sensación saciedad y hace que la comida resulte menos atractiva. Esta combinación es muy potente, ayuda a comer menos y a perder peso más rápido.

Benzfetamina (Didrex)

Otro medicamento supresor del apetito bastante común es la benzfetamina HCI. Se suele vender bajo el nombre de marcas como Didrex o Regimex. De forma similar a la fentermina, la benzfetamina activa el sistema nervioso central para reducir el apetito e incrementar la energía. Se trata de una sustancia controlada de tipo III.

La mayor diferencia entre  la fentermina y la benzfetamina es la potencia. La fentermina es un medicamento más potente, por tanto, se toma una vez al día (al igual que Adipex – una dosis de 37,5mg). La Benzfetamina, por otro lado, se puede tomar hasta tres veces al día, en función de la necesidad del paciente. La demanda de medicamentos menos potentes ha disminuido a medida que otras compañías han empezado a producir fentermina en dosis más pequeñas también (como Lomaira 8mg, por ejemplo).

Dietilpropión (Tenuate)

Otra amina simpaticomimética conocida es el dietilpropión. Contiene dietilpropión HCI como ingrediente activo y este estimulante del sistema nervioso central se vende como pastillas de liberación instantánea y sólo está disponible para pacientes con un IMC superior a 30. Algunas marcas conocidas don Tenuate y Tepanil. Al igual que otros medicamentos de la lista, el dietilpropión suprime el apetito y proporciona energía. Es una sustancia controlada de tipo IV.

Con el dietilpropión se consiguen efectos parecidos a los mencionados anteriormente, simplemente algunas personas reaccionan mejor que otras diferentes tipo de supresores del apetito debido a que los ingredientes activos varían en función del medicamento. Como en el caso de la benzfetamina, el dietilpropión también es menos potente que la fentermina. No obstante, dependiendo de la gravedad de los efectos secundarios y de las preferencias personales, puede que usted o su médico prefieran un medicamento a otro.

Fendimetracina (Bontril)

La última amina simpaticomimética de la lista es la fendimetracina. El ingrediente principal es el tartrato de fendimetracina y encontrará este medicamento bajo nombres de marcas como Bontril, Adipost y Melfiat. Está disponible tanto en pastillas de liberación instantánea como pastillas de liberación sostenida. Al igual que los medicamentos mencionados, la fendimetracina también es un estimulante del sistema nervioso central que provoca una respuesta biológica al estrés. Está clasificada como una sustancia controlada de tipo III.

La fendimetracina y la fentermina funcionan prácticamente del mismo modo. Una vez más, la diferencia principal radica en la tolerancia/reacción de cada persona a los ingredientes activos. Algunos usuarios foro de pérdida de peso de phentermine.com comentan que su médico les cambia la medicación para evitar desarrollar una tolerancia. Como decimos siempre, si está interesado en tomar algún supresor de apetito con receta, hable con su médico para que entre los dos decidan cuál es el mejor medicamento para su caso.

supresores del apetito con receta

Otros medicamentos con receta para perder peso

Además de los supresores de apetito con receta, también puede tener en cuenta otro tipo de medicamentos con receta para perder peso. Belviq, Contrave, Saxenda, Xenical y Qsymia son algunos de los más populares en Estados Unidos. En lugar de actuar como estimulantes del sistema nervioso central, estos medicamentos afectan al cerebro o al cuerpo de forma diferente, con objeto de disminuir el consumo de calorías o la absorción de las mismas. Al tomar menos calorías, resulta más fácil perder más peso.

Si quiere saber más sobre medicamentos con receta para perder peso, le invitamos a leer nuestro artículo del blog sobre medicamentos para perder peso que no son fentermina.

Supresores del apetito sin receta

¿No puede conseguir supresores del apetito con receta? C¡onsidere la opción de tomar suplementos de venta libre para ayudar a reducir su apetito y aumentar la energía!

Phentermine.com recomienda oficialmente Phen Caps como supresor del apetito de venta libre. Phen Caps es un suplemento dietético pensado para calmar el apetito e incrementar la energía gracias a la combinación de 9 ingredientes naturales. No contiene ninguna sustancia controlada y está disponible online sin receta. Si quiere saber más sobre Phen Caps o quiere pedir una botella, visite phen.com.

 

¿Ha tomado supresores del apetito alguna vez? Comparta su experiencia con nosotros en la sección de comentarios inferior.

Temas:

Valora este artículo

[Total:284    Promedio:5/5]

Le puede gustar...

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.