¿No tiene tiempo para cocinar? ¡Aquí tiene 8 recetas para comidas sencillas, rápidas y saludables!

¿Tiene dudas sobre la Fentermina?
¡Échele un vistazo a la guía definitiva de la fentermina para perder peso!

Las vacaciones son una época ajetreada. Entre celebraciones, visitas familiares, exámenes finales, compras y viajes parece que todo el mundo está muy ocupado. La locura de fin de año puede parecer encantadora, pero también supone un obstáculo para su estilo de vida saludable y su rutina de comida casera. Por tanto, si le está costando tomar una cena sencilla y saludable por las noches, ¡aquí tiene ocho formas de hacer su vida un poco más fácil!

1. Planee las comidas

En primer lugar, y probablemente lo que más tiempo le lleva, es la parte de pensar qué va a comer. Es una inversión de tiempo por adelantado, pero le facilitará las cosas durante la semana una vez que lo tenga todo pensado. Si no lo planea, será más fácil que cuando llegue a casa tras un largo día, simplemente tome unas palomitas o cualquier tipo de comida para llevar antes de meterse a la cama. ¡Vaya un paso por delante y planee las comidas con tiempo! No obstante, tampoco es necesario crear un menú muy elaborado. ¡Está bien planear comidas como un bocadillo de pavo o yogurt con cereales!

¿Le agobia la idea de tener que pensar la comida de toda la semana? ¡Descubra Pepperplate! Esta aplicación le permite planear las comidas de toda la semana a través del teléfono o del ordenador. Sólo tiene que añadir recetas utilizando la URL de su sitio de recetas favorito (o añadirlas manualmente), y después decidir qué quiere comer y cuándo. De ahí en adelante, Pepperplate generará una lista de la compra y un calendario para usted! Nos encanta esta app porque es gratuita, está disponible para móvil y ordenador y es fácil de utilizar. ¡No se la pierda!

2. Prepare antes de tiempo

Preparar la comida antes de tiempo facilita la producción de comida saludable incluso en el caso de los cocineros más ocupados. Cuando venga de la tienda, tómese el tiempo para limpiar y cortar la verdura para la semana. Si va a preparar smoothies, trocee y congele la fruta. Una buena forma de organizar la comida es calcular lo que necesitará para cada receta y organizarlo en envases o bolsas diferentes, y después guardarlos en la nevera o el congelador. De este modo, ¡lo único que tendrá que hacer entre semana será ponerlo todo en la sartén y ya está!

¿Ha tenido más de un incidente con el cuchillo de cocina y sus dedos? ¿O simplemente odia trocear hasta la saciedad? ¡Puede optar por un picador de verdura! Con utensilios útiles como estos picará la verdura fácilmente. ¡Sin necesidad de cuchillos! Es más, algunas compañías venden artilugios que guardan la verdura recién picada en un envase de plástico. De este modo, es aún más fácil organizar y guardar la fruta y la verdura de la semana.

3. Ahorre tiempo

La verdura ya preparada facilita el día a día de las personas, en consecuencia, muchas empresas han empezado a venderla en el mercado. Si no está preparado para comprometerse a pasar una tarde entera picando, puede decantarse por la verdura, fruta y proteína preparada. Suelen ser un poco más caras que la versión original, ¡pero mucho más baratas (y saludables) que la comida para llevar!

Por ejemplo: le encanta la ensalada, ¿pero odia preparar todos los ingredientes? ¡Apueste por los kits de ensalada de la tienda local! Estos productos son increíbles, incluyen lechuga, guarnición y aliño, ¡todo en uno! Lo único que tiene que hacer es ponerlo todo en un bol. Si quiere una ensalada más contundente, puede añadir un poco de pollo asado o atún a uno de estos kits.

4. Apueste por la sencillez

Como ya hemos mencionado anteriormente, todas las comidas no tienen por qué ser una obra de arte gourmet. A veces, puede (y probablemente debería) apostar por la sencillez y preparar algo que le lleve menos de media hora. La comida sencilla y saludable es clave para un estilo de vida equilibrado porque ayuda a eliminar la tentación de optar por la comida para llevar. Si cuenta con una larga lista de recetas que puede preparar muy rápido y sin demasiado esfuerzo, es mucho más fácil resistir la idea de comprar comida menos saludable de camino a casa. Algunos clásicos son:

  • Una rebanada de pan integral con queso a la plancha acompañado de una taza de sopa de tomate.
  • Un sandwich o wrap de pavo con mini zanahorias y salsa ranchera.
  • Desayuno para cenar (p.ej.: una tortilla con una rebanada de pan integral)

Encontrará ideas más creativas en nuestro tablero de Pinterest, ¡está repleto de recetas rápidas y sencillas! Además, también hay muchos blogueros que dedican una sección especial a este tema. Por ejemplo, le animamos a descubrir la web Two Healthy Kitchens. Cuentan con una sección completa sobre cenas sencillas, y tienen las recetas organizadas por el ingrediente principal (p.ej.: pollo, ternera, etc.) para que le resulte fácil encontrarlas. ¡Puede ser muy útil seguir algunos blogs y tableros/usuarios de Pinterest si sabe que estará ocupado durante un tiempo y necesita inspiración para comidas sencillas y saludables!

recetas sencillas y saludables, ensalada

5. Cocine para más de una comida

Las sobras pueden sacarle de más de un apuro. Muchas personas, especialmente familias, cocinan una cena diferente cada noche. Aunque esto está muy bien si cuenta con el tiempo de cocinar, no es realmente necesario. En su lugar, puede cocinar lo suficiente para dos comidas y tomar las sobras la segunda noche. Así puede ahorrar mucho tiempo tanto de planificación, como de preparación. En muchos casos también es más barato, especialmente si aumenta la cantidad de verdura sin duplicar la de carne.

Si a usted (o a su familia) no le gusta comer lo mismo dos veces seguidas, cocine teniendo en mente las sobras. Prepare algo sencillo como pollo a la plancha o pescado la primera noche, y aderécelo la segunda noche. Por ejemplo, las sobras del pollo son perfectas para unas enchiladas o una ensalada. Con las sobras del pescado puede preparar unos tacos deliciosos. ¡Una salsa y presentación diferentes pueden marcar la diferencia!

¿Necesita espacio para las sobras pero no tiene sitio para guardar miles de tuppers? ¡Descubra las Stasher bags! Estas bolsas de silicona son herméticas, reutilizables y muy duraderas. Además, son buenas tanto para usted, como para el medio ambiente, ya que no contienen ni plástico ni BPA. ¿Lo mejor? Puede utilizar las bolsas para hervir, congelar… ¡son perfectas tanto para cocinar como para guardar comida! Las encontrará en diferentes diseños y colores, y hay tres tamaños diferentes: snack, bocadillo y medio galón.

6. Obtenga los ingredientes a domicilio

Los servicios de comida a domicilio también están muy de moda. Programas como Blue Apron o HelloFresh planean las comidas, compran y racionan los ingredientes, ¡y después le envían la comida y las recetas directamente a su casa! Estas empresas le ahorran el trabajo de planear y preparar los ingredientes. ¡Lo único que tiene que hacer es cocinar y limpiar! Lo mejor de todo es que este tipo de servicio da mucha importancia a la salud, recibirá ingredientes frescos y locales y aprenderá a prepararlos de forma saludable y sostenible.

¿Le preocupa el medio ambiente? ¡Nos encanta Sun Basket! Este servicio de comida a domicilio ofrece el plan clásico (para 2 o 4 personas) con 3 recetas por semana por 9,99$ por comida, o un plan familiar (para 4 personas) con 2-4 recetas por semana por 11,99$ por comida. Ambos planes están disponibles en dieta normal, en dieta limpia (con comidas de 550 calorías aproximadamente), en dieta sin gluten o con opciones vegetarianas. Las recetas del Sun Basket son fáciles y deliciosas, y se adaptan a las restricciones que pueda tener. Los ingredientes vienen en un tipo de embalaje reciclable, por tanto, no produce una gran cantidad de residuos extra. La parte negativa: este tipo de servicio es más caro que algunos de sus competidores (o que las tiendas de comida tradicionales).

7. …O pida la comida a domicilio

La mayoría de ciudades también ofrecen servicios de comida a domicilio. Estos programas son una buena idea si no le importa gastar algo más de dinero para recibir comida ya preparada en la puerta de casa. No hay nada más cómodo que este tipo de servicio, ¡ya que en muchos casos ofrecen planes de comida especialmente adaptados a la pérdida de peso! Algunas compañías nacionales también ofrecen programas similares.

Vive en Charlotte? La empresa Fit You Meals puede resultarle interesante, podrá alimentarse bien incluso cuando no tenga tiempo para comprar y cocinar. Se trata de una compañía familiar que ofrece varios planes de comida que se pueden adaptar tanto a una persona como a una familia entera, y tanto durante la semana como los fines de semana. Lo mejor es que la empresa ha crecido con un compromiso personal de llevar un estilo de vida saludable, por tanto, preparan las comidas al detalle y con los ingredientes y métodos de cocina más sanos. Además, puede adaptar la comida a su dieta. ¿Podría un programa como este ayudarle a conseguir sus objetivos de pérdida de peso? En el caso de esta empresa, 10 comidas por semana cuestan 98,95$ o 9,90$ por comida. También ofrecen otro tipo de planes más amplios o más reducidos.

8. Considere la comida congelada

Algunas noches simplemente no está de humor para cocinar… ¡Aquí es donde entra en juego la comida congelada! Las cenas delante de la televisión tienen mala fama, pero no todo es negativo. Es verdad que algunas comidas tienen cientos de calorías y muchísimo sodio, ¡pero también existen un montón de opciones saludables! Dele la vuelta a la caja y compruebe la etiqueta nutritiva. Elija productos que sigan los siguientes criterios por ración (¡acuérdese de que una caja puede contener más de una ración!):

  • 300-500 calorías
  • Menos de un 30% de calorías de grasa (p.ej.: 17g en una comida de 500 calorias)
  • Mínimo 3-5 gramos de fibra
  • Máximo 600-800 gramos de sodio
  • Mínimo 8-10 gramos de proteína

Si la comida que elige contiene más de una ración por caja, sea realista y tenga en cuenta si será capaz de comer tan sólo una porción. Si es más probable que se coma toda la caja, asegúrese de calcular el valor nutritivo de todo, y no sólo de la ración.

¿No tiene tiempo de leer la etiqueta nutritiva de cada comida que elige del congelador? ¡Pruebe Beetnik! Se trata de platos elaborados con comida orgánica, sin gluten y que se adaptan a todo lo que hemos comentado. 9 de cada 10 clientes recomiendan sus platos, esta compañía de Austin recibió el premio de la mujer de 2017. La comida de Beetnik está disponible en tiendas de todo el país.

 

¿Sigue alguno de los métodos que hemos comentado para facilitar la cena? ¿O tiene algún truco propio? ¡Compártalo con nosotros en la sección de comentarios inferior!

Temas:

Valora este artículo

[Total:215    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.