Vegetariano no es sinónimo de saludable, pero llevar una dieta vegetariana equilibrada puede ayudar a perder peso con fentermina. Por lo tanto, ya sea que quieras comer menos carne para ayudar en la pérdida de peso o si eres vegetariano y buscas consejos acerca de una alimentación saludable, hemos preparado esta guía para llevar una dieta vegetariana al tomar fentermina.

Tipos de dietas vegetarianas

La dieta vegetariana más habitual es la dieta ovo-lacto-vegetariana, en la cual se excluye la carne y el pescado, pero se consumen huevos y productos lácteos. Algunos vegetarianos excluyen los huevos, pero comen productos lácteos (dieta lacto-vegetariana), mientras que otros evitan los productos lácteos, pero comen huevos (ovo-vegetariana). La dieta vegana es el tipo más estricto de dieta vegetariana porque excluye todos los productos animales, incluyendo los productos lácteos, huevos, carne y pescado.

¿Por qué llevar una dieta vegetariana?

Los motivos para llevar una dieta vegetariana son variados, pero desde una perspectiva de salud, una dieta equilibrada basada en vegetales es probable que tenga un menor contenido de grasas saturadas. A su vez, esto reduce el riesgo de enfermedades del corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer.

Canjeando la carne por las verduras y las legumbres, como foco principal de tus comidas, también es probable que consumas menos calorías ingiriendo la misma cantidad de alimento. Y también estimularás la pérdida de peso ya que todos menos uno de estos diez mejores alimentos para quemar grasa son vegetarianos. Consumiendo una amplia gama de alimentos de origen vegetal también obtendrás más de la mayoría de los nutrientes esenciales necesarios para estimular la pérdida de peso, así como un montón de fibra saciante.

Por último, puede que ahorres dinero al mismo tiempo que calorías: mientras que la carne magra de alta calidad puede ser cara, muchos productos básicos vegetarianos como las legumbres, los productos de temporada y la avena son algunos de los alimentos más sanos y económicos de todos.

Cómo llevar una dieta vegetariana equilibrada

A pesar de las ventajas de llevar una dieta vegetariana, es posible comer mal como vegetariano. Al igual que cualquier dieta saludable, una dieta vegetariana equilibrada requiere comer una amplia variedad de alimentos para obtener todos los nutrientes que necesitas. Aquí te explicamos cómo llevar una dieta vegetariana para bajar de peso con fentermina.

Incluye las proteínas

La proteína es crucial para perder peso, ya que fomenta el crecimiento muscular ayudando a tonificar y quemar más grasa y calorías. La mejor táctica es asegurarte de que obtienes proteínas en cada comida; las mujeres necesitan 46g de proteína por día, mientras que los hombres necesitan 56g por día. Por lo tanto, con tres comidas y dos snacks al día, cada uno debe contener unos 10g de proteína.

Muchas personas piensan erróneamente que la proteína sólo se encuentra en los productos de origen animal, pero existen muchas fuentes de proteína de origen vegetal. Puedes obtener proteína de la leche de soja, los frutos secos, las semillas, las lentejas, los frijoles, el tofu, el seitán, el trigo sarraceno y la quinua, así como de algunas verduras, como las enumeradas aquí. Y, por supuesto, si todavía comes huevos y productos lácteos estas son dos maneras de incorporar buenas cantidades de proteína.

Sin embargo, si sólo consumes proteína vegetal, es importante que tengas en cuenta que las proteínas vegetales son fuentes “incompletas” de la proteína. Esto se debe a que no contienen toda la gama de los nueve aminoácidos esenciales que proporcionan las proteínas animales. Por lo tanto, para asegurarte de obtener la gama completa de aminoácidos, es necesario combinar las proteínas vegetales con granos enteros como el arroz integral, la pasta integral y la avena. Imagina: una boloñesa de frijol con espaguetis integrales, unas lentejas con arroz integral, leche de soja con un desayuno de cereales integrales o una sabrosa ensalada con semillas, frutos secos y quinua.

vegetarian

Obtén tus vitaminas

Asegurarte de satisfacer todas tus necesidades nutricionales en cuanto a vitaminas y minerales es esencial para mantener una buena salud y perder peso con éxito. Con una dieta vegetariana, especialmente una que excluya todos los productos animales, una preocupación importante es incorporar las vitaminas que no se obtienen fácilmente con la dieta.

El calcio, por ejemplo, se encuentra en abundancia en los productos lácteos, pero si no tomas productos lácteos, el calcio tendrá que provenir de fuentes como las semillas de sésamo, las almendras y las judías blancas. También puedes comprar leche no láctea fortificada con calcio, como la leche de soja o leche de almendras, pero puede ser una buena idea preguntarle a tu médico si necesitas tomar suplementos para asegurarte de mantener una buena salud ósea.

El hierro también puede ser un reto, ya que el hierro de fuentes de origen vegetal como los frijoles, el tofu y las verduras de hoja verde no se absorbe tan fácilmente como el hierro que se encuentra en la carne. Consumir estas fuentes de hierro de origen vegetal junto con alimentos ricos en vitamina C como las fresas, los pimientos, el kiwi y el brócoli ayuda a tu cuerpo a absorber mejor el hierro. Sin embargo, dado que muchas mujeres que toman fentermina pueden padecer cambios en su periodo, incluyendo un sangrado más abundante, es posible que tengan que tomar un suplemento de hierro para compensar esta pérdida de sangre adicional.

Como el hierro, el zinc de fuentes vegetales no se absorbe tan fácilmente como el de origen animal. El queso es una buena opción si consumes productos lácteos, pero si no es así, las fuentes vegetales de zinc incluyen los granos enteros, los productos de soja, las legumbres y los frutos secos.

Por último, la vitamina B12 es algo de lo que tienden a carecer quienes llevan una dieta vegetariana. La vitamina B12 proviene de la síntesis bacteriana de proteínas de origen animal, por lo cual sólo se encuentra naturalmente en fuentes animales. Si llevas una dieta vegetariana con productos lácteos y huevos, éstas son fuentes de vitamina B12. Y es posible encontrar productos enriquecidos en vitamina B12, como el queso de soja, el extracto de levadura y algunos cereales para el desayuno. La vitamina B12 es esencial para el metabolismo de las grasas y los hidratos de carbono y para mantener el impulso nervioso y la médula ósea. Una deficiencia de vitamina B12 puede resultar en depresión, falta de energía y cambios de humor, similar a algunos de los efectos secundarios que podrías experimentar con la fentermina. Muchos médicos prescriben inyecciones de vitamina B12 junto con la fentermina, pero si tu médico no lo hace, es posible que tengas que buscar un suplemento de vitamina B12 de alta calidad.

No te olvides de las grasas

También es crucial que te asegures de que tu dieta vegetariana incluye un montón de fuentes de ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6. Estos son importantes para mantener una buena salud ya que ayudan con el colesterol y a la reconstrucción del tejido nervioso y del cerebro. Por otra parte, estas grasas ayudan a controlar el apetito, manteniendo la sensación de saciedad y reducen la inflamación digestiva, lo que significa menos hinchazón y un vientre más plano. Puedes encontrar grasas saludables en muchas fuentes vegetales, como las semillas de lino, las nueces, los vegetales de hoja verde, los anacardos, el aceite de oliva y el aguacate. Sin embargo, algunos de estos alimentos son altos en calorías, así que es mejor no excederse con ellos, mientras estés perdiendo peso con fentermina.

Amplía tu dieta

A veces, las dietas vegetarianas pueden depender demasiado de comidas altas en carbohidratos, como el aguacate con pan tostado y la pasta con salsa de tomate. En su lugar, debes pensar en la potencial versatilidad de los alimentos de origen vegetal. Haz que tus comidas se centren en las frutas y hortalizas, busca nuevas maneras de combinarlas y cocinarlas utilizando inventiva y probando recetas nuevas. Pon lentejas en un guiso, en una ensalada o prepara tus propias hamburguesas de lentejas. Rellena las berenjenas, utilízalas para preparar baba ganoush o prepáralas a capas en rodajas con salsa de tomate, verduras y mozzarella para una lasaña vegetariana sin pasta. Prueba los frijoles en una sopa, una boloñesa o prepara tu propio chili vegetariano. Sin embargo, una dieta vegetariana saludable no tiene por qué implicar horas de preparación y cocción; los salteados de vegetales y las ensaladas pueden ser una forma rápida de experimentar y probar nuevas combinaciones. ¡El único límite de una dieta vegetariana saludable es tu imaginación!

 

¿Llevas una dieta vegetariana al tomar fentermina? ¡Dinos si tienes alguna pregunta o algún consejo para compartir comentando a continuación!

Temas:

Valora este artículo

[Total:269    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.