Nunca ha estado más de moda ser un fanático de comer alimentos saludables, con lugares de comidas crudas que abren todo el tiempo y jugos verdes llenando nuestra fuente de Instagram. Pero, hay algunos que se llaman alimentos saludables y no son tan buenos para ti en absoluto, ¡y que en realidad podrían hacerte subir de peso en lugar de ayudar a perderlo! Aquí echamos un vistazo a algunos alimentos “saludables” que podrían no ser la opción más saludable, y explicar por qué deberías evitarlos al tomar fentermina.

1. Col rizada

Mientras que la col rizada se pensaba solamente apta para ser servida como alimento para cerdos, ahora es un apelativo para alimentación saludable. Pero, ¿está a la altura de su reputación saludable? Realmente no. Aunque la col rizada califica alto en la nutrición, también está en la parte superior de la lista cuando se refiere a su contenido de herbicida/pesticida si no comes la variedad orgánica, así que no es un alimento saludable particularmente accesible, a diferencia de este. Además, la col rizada, cuando se come cruda y sin cocinar, puede tener efectos generadores de bocio, lo que significa que puede interrumpir el funcionamiento de la tiroides. Dado que muchos usuarios de fentermina tienen exceso de peso debido a problemas de tiroides, con y sin diagnóstico, por tanto sería aconsejable evitar el exceso de consumo de col rizada. En su lugar, come espinaca y otras verduras verdes para aumentar el contenido de nutrientes de tus batidos y asegúrate de adoptar la col rizada orgánica servida ligeramente asada si la comes.

2. Agave

Mientras que es genial que la gente se esté dando cuenta finalmente de cuán poco saludable es el azúcar, y cuánto puede ralentizar la pérdida de peso al tomar fentermina, las alternativas que aparecen a continuación para darnos la dosis de dulce que a menudo deseamos no son necesariamente mejores para nosotros. El Agave o miel de agave, a menudo se utiliza como edulcorante en muchos pasteles y galletas crudas, y ha sido anunciado como un edulcorante sano, lo que sencillamente no es cierto. El Agave se extrae de la planta del cactus, y por lo tanto se presenta como un edulcorante “natural”, perfecto para aquellos de nosotros que nos estamos dando cuenta de que los edulcorantes artificiales que se encuentran en productos como refrescos pueden en realidad aumentar nuestros antojos de dulces, así como el tamaño de nuestra cintura. Excepto que, el agave no es tan perfecto; la mayoría de las personas evita el azúcar, ya que es altamente refinado, pero el agave, que es más como un jarabe, está también altamente refinado. Es también alto en fructosa, que puede ser más perjudicial que el azúcar regular. De hecho, el proceso de fabricación de la miel de agave es similar a la forma en que otros edulcorantes no saludables se fabrican, tales como el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF). El JMAF se ha relacionado con la obesidad, enfermedad cardiovascular, diabetes y enfermedad del hígado graso no alcohólico. Los críticos argumentan que el JMAF es más dañino para los humanos que el azúcar regular, contribuyendo al aumento de peso al afectar las funciones normales del apetito, lo que significa que en realidad aumenta el apetito, trabajando contra los efectos supresores del apetito de la fentermina. Además, cuando las personas sienten que están consumiendo un alimento más virtuoso, a menudo comerán más de él y más a menudo, desarmando todas sus buenas intenciones de ser más saludables. Por lo tanto, olvídate de las modas y adopta alimentos naturalmente dulces, tales como frutas de temporada, que contienen suficientes nutrientes y fibra para asegurarse que realmente son una forma saludable de obtener tu dosis de dulce.

 

healthy foods to avoid

3. Sushi

A pesar de que llevar un almuerzo casero saludable al trabajo es a menudo la opción más saludable, si el mediodía nos encuentra sin nada que comer, muchos de nosotros podríamos pensar que elegir sushi para el almuerzo es una mejor opción que un sándwich. Sin embargo, el sushi no es tan saludable como parece; en primer lugar, normalmente se hace con arroz blanco, que contiene menos fibra que el arroz integral. El arroz blanco se comporta casi como el azúcar en el torrente sanguíneo, elevando los niveles de insulina y sin llenarte por mucho tiempo. Además, normalmente es mucho más procesado que el arroz integral, sin dejar beneficios nutricionales. El sushi también contiene muy pequeñas cantidades de proteína, que no hacen nada para compensar estos efectos. Además, las salsas que acompañan el sushi a menudo están llenas de aditivos, que son un verdadero no-no para las personas que toman fentermina ya que pueden aumentar la acidez de los niveles de pH del cuerpo, es decir, la fentermina pierde su eficacia con mayor rapidez. La comida japonesa puede ofrecer muchas opciones saludables, como deliciosos cortes de salmón y frijoles de soja, pero el sushi preenvasado no es a menudo una de ellas, ya que se adapta excesivamente para el mercado occidental como opciones para almuerzos rápidos. Si se te olvida tu almuerzo, un sándwich a menudo puede ser una opción mejor; si puedes elegir rellenos entonces esto te puede ahorrar una gran cantidad de calorías y aditivos, y recuerda escoger el pan hecho de granos saludables como el centeno, espelta o masa madre.

4. Sopas

No, no las versiones caseras, estamos hablando de las que se venden en la tienda. En primer lugar, las sopas de lata a menudo etiquetados como “saludables” pueden salirse con la suya dando información nutricional para un tamaño de porción mucho más pequeño del que una persona comería en general, haciendo parecer que la sopa tiene la mitad de sodio de lo que realmente contiene. Incluso las sopas compradas en la sección de productos refrigerados, que a menudo son percibidas por el cliente como más saludables que las opciones de conservas, están llenas de estabilizadores, azúcares y otros aditivos que pueden deshacer todo tu buen trabajo y hacer menos eficaz a la fentermina. Por lo tanto, asegúrate de revisar las etiquetas y los ingredientes cuidadosamente antes de comprar, o mejor aún, prepárala tú misma. Lo mejor de hacer tu propia sopa es que puedes añadirle cualquier verdura que amas -nuestro favorito personalmente es la sopa de tomate y pimiento rojo asado, pero sólo sigue esta receta aquí para encontrar tu propia sopa favorita.

5. Granola

Los cereales para el desayuno son notorios por promover sus beneficios para la salud, como el modo en que están fortificados con vitaminas, pero eso no les impide estar llenos de azúcar y en realidad no ser saludables para ti en absoluto. Pero, si bien es posible que dejes los Cheerios en la góndola a favor de la granola finalmente, este cambio no es tan virtuoso como se podría pensar, ya que la mayoría de las marcas de granola están cargadas de azúcar y altos niveles de grasa. Si eres un fan de la granola, es mucho mejor hacer la tuya propia; coloca una taza con una mezcla de almendras, anacardos y pacanas, y una taza de avena en una bandeja de horno con papel de aluminio y rocía con aceite de coco y luego hornea a 400 °F durante 20 minutos. Retira del horno y deja enfriar, luego combina con chips de coco crudo. Sírvete una pequeña porción con fruta fresca para añadir dulzor y un poco de yogur griego sin azúcar. De lo contrario, adopta la avena cortada, un gran quemador de grasa y, naturalmente, muy baja en azúcar y, luego utiliza la fruta en rodajas o canela para endulzar tu plato para comer uno de los desayunos más saludables.

6. Leche de soja

La leche de soja fue alguna vez la opción saludable preferida para aquellos que evitaban los productos lácteos, pero la leche de soja puede tener efectos mucho más negativos en el cuerpo que sus contrapartes lácteos. Si optas por la leche de soja debes saber sus marcas; muchos de ellos incluyen ingredientes poco saludables que se añaden en el proceso de elaboración, y también debes comprobar que no están hechos de granos transgénicos. La soja también es un fitoestrógeno natural, lo que significa que puede imitar los efectos del estrógeno en el cuerpo, lo cual es malo para cualquier persona que sufre de condiciones hormonales como el hipotiroidismo y el hipertiroidismo, o el síndrome de ovario poliquístico. Dado que muchos usuarios de fentermina tienen problemas de peso debido a problemas hormonales tales como éstos, sería aconsejable alejarse de la leche de soja al intentar bajar de peso. Por último, si bien puedes elegir la leche de soja para evitar los problemas digestivos que le atribuías a los productos lácteos, la soja puede llegar a causar síntomas similares en muchas personas, tales como hinchazón, retención de agua e incomodidad. Por lo tanto, nuestro consejo es que optes por la leche desnatada regular, o si has sido diagnosticada como intolerante a la lactosa, entonces otras alternativas como la leche de almendras o la leche de avena podrían ser mejores opciones, sin embargo, trata de revisar la marca antes de comprar, ya que algunas están más procesadas que otras.

 

¿Comes regularmente estos llamados alimentos saludables pensando que te están ayudando a perder peso al tomar fentermina? Haznos saber tu reacción a este artículo comentando a continuación.

Temas:

Valora este artículo

[Total:303    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.