razones para perder peso y ponerse en forma

14 razones para perder peso y ponerse en forma

¿Tiene dudas sobre la Fentermina?
¡Échele un vistazo a la guía definitiva de la fentermina para perder peso!

La mayoría nos embarcamos en la aventura de perder peso para poder entrar en un par de vaqueros más pequeños, por consejo del médico o porque hemos tenido un momento de inspiración para ponernos en forma. Y son buenas razones para empezar a cambiar nuestro estilo de vida, pero a veces perdemos la motivación después de perder algo de peso y la dieta resulta aburrida. En consecuencia, ¡aquí tiene 14 razones para perder peso y ponerse en forma que le mantendrán motivado/a mucho después de conseguir la talla del vestido o los pantalones que quería!

Agudizar la mente

Los estudios muestran que hacer ejercicio de forma regular mejora el funcionamiento cerebral. Le ayuda a pensar más rápido, facilita el aprendizaje, mejora la memoria y puede resolver problemas de forma más efectiva. ¿Por qué? El ejercicio aeróbico fomenta la neurogénesis (creación de nuevas neuronas) y refuerza las conexiones existentes consiguiendo una mayor productividad cognitiva durante todo el día. La creación constante de nuevas células cerebrales también ayuda a luchar contra enfermedades degenerativas como la demencia o el Alzheimer.

Por si fuera poco, un estudio del 2011 también demostró que perder peso mejora el funcionamiento cerebral, independientemente del ejercicio físico. Más concretamente, puede mejorar la memoria y fomentar el aprendizaje. Los participantes que perdieron más de 50 libras mostraron una mejoría en el aprendizaje y la memoria en comparación con los que no había perdido peso. Con estas estadísticas en mano, ¡la salud cerebral es una de nuestras razones favoritas para perder peso!

Sentirse más feliz

¿Sabía que la obesidad está relacionada con un aumento significativo de riesgo de padecer depresión y otras enfermedades mentales? Las personas con obesidad tienen un 30% más de posibilidades de sufrir problemas mentales en comparación con las que tienen un peso saludable. Se cree que los cambios hormonales que causa la obesidad pueden ser el detonante de enfermedades mentales en personas con predisposición genética. Los investigadores también piensan que la discriminación, la autoestima baja, la falta de actividad física y la mala calidad del descanso también pueden contribuir a este efecto. Tiene sentido, por tanto, que otro estudio afirmara que la gente que sufría depresión se sentía mejor después de perder el 8% de su peso inicial.

¿Quiere mejorar su estado de ánimo? ¡Añada a su día a día una rutina de actividad aeróbica! ¡La misma sustancia química que fomenta la neurogénesis y la inteligencia también le hace más feliz! El cardio promueve la liberación de endorfinas – sustancias químicas que nos hacen feliz y que alivian el dolor. Por tanto, cuanto más cardio, más endorfinas, ¡lo que se traduce en más euforia! El ejercicio reduce los niveles de cortisol para ayudarnos a liberarnos del estrés y de la grasa. ¡Hacer deporte es una forma estupenda y natural de subir el ánimo y desconectar!

Proteger el corazón

Perder tan sólo el 5% de su peso puede tener un gran impacto en el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Para una persona de 200 libras, una pérdida del 5% son sólo 10 libras. Con esto, puede beneficiarse de muchas mejoras como el colesterol más bajo, la presión sanguínea más baja y una reducción de la glucosa en sangre. Más concretamente, esa pérdida relativamente pequeña resulta en una gran diferencia ya que disminuyen los triglicéridos y el colesterol LDL y aumenta el colesterol HDL (es decir, el colesterol “bueno”). Todos estos cambios en la salud ayudan a disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. Si suma el ejercicio físico regular y una dieta saludable a esos resultados, el riesgo disminuirá aún más.

Aunque no pierda peso, ¡estar en forma es muy bueno para el corazón! Es el músculo más importante del cuerpo, y como cualquier otro, se hace más fuerte cuando se trabaja. Por tanto, ¡muévase un poco cada día para empezar a cuidar de él!

Aumentar la energía

¿Quiere aumentar su energía? ¡Perder peso y hacer ejercicio de forma regular son la mejor solución!

La gente que ha perdido una cantidad de peso considerable y que se mantiene en un peso saludable, confiesa que ha experimentado un aumento de su nivel de energía, de hecho, es uno de los mayores beneficios. ¿Por qué? Por un lado, ya no tiene que cargar con ese peso extra, en consecuencia, las actividades diarias resultan mucho más fáciles. Al mismo tiempo, llevar un estilo de vida más saludable – comer bien, moverse más y dormir lo suficiente –  contribuye a un aumento considerable de energía.

El ejercicio físico es una gran fuente de energía extra, ¡con o sin pérdida de peso! Todos nos hemos saltado algún entrenamiento porque estábamos demasiado cansados, pero, de hecho, ir al gimnasio es una de las mejores curas para la somnolencia. Los estudios muestran que el ejercicio físico regular es muy efectivo a la hora de aumentar los niveles de energía a largo plazo. Por tanto, mientras que un entrenamiento aislado puede resultar agotador, ¡una rutina de entrenamientos consistente puede aumentar mucho los niveles energéticos!

Respirar mejor

Deshacerse de esas libras que le sobran le ayudará a respirar mejor, lo que se traduce en perder menos el aliento. La razón de ello es que perder peso mejora la eficiencia de oxigenación. Cuando los músculos y los tejidos obtienen y utilizan el oxígeno que necesitan más fácilmente, los pulmones no tienen que trabajar tanto. Por eso, después de perder peso, debería notar que la respiración entrecortada disminuye. Tener sobrepeso también aumenta el riesgo de apnea del sueño y reduce el efecto de los medicamentos contra el asma. La salud de los pulmones es un motivo bastante desconocido, pero muy importante, para perder peso.

razones para perder peso y ponerse en forma: salto feliz

Reducir antojos

Los estudios muestran que el ejercicio intenso reduce los antojos, especialmente durante las horas posteriores al entrenamiento. ¡Esto quiere decir que las rutinas de intensidad alta o una carrera intensa pueden ayudarle a comer menos! Si prefiere un tipo de ejercicio moderado como el ciclismo, bailar o caminar, no se preocupe. Las investigaciones demuestran que cualquier tipo de ejercicio de 30 minutos reduce el apetito hasta 24 horas.

Mejor aún, la ciencia prueba que caminar a paso ligero hace que la comida basura sea menos apetecible. Este cambio fue determinado por la respuesta de un grupo de participantes a los que se les ofreció un dulce después de estar tranquilamente sentados o tras caminar en una cinta. Si su objetivo es perder peso, ¡controlar los antojos es una buena razón para empezar a hacer ejercicio!

Mejorar la vida sexual

El peso corporal afecta tanto al apetito sexual como al placer sexual. De hecho, hasta un 30% de las personas obesas que quieren perder peso afirman experimentar problemas relacionadas con el sexo. Es difícil que le apetezca si no tiene confianza en su cuerpo y más aún cuando los medios no hacen más que enviar mensajes de lo que es y no es “sexy”. Aparte de eso, los niveles de las hormonas sexuales se ven afectadas por el exceso de grasa tanto en el caso de los hombres como en el de las mujeres. Un nivel bajo de testosterona, por ejemplo, puede tener como consecuencia la falta de apetito sexual y menor habilidad para actuar. ¡La parte positiva es que perder tan sólo 10 libras puede marcar una gran diferencia en este aspecto! Los estudios demuestran que ir al gimnasio ayuda a incrementar el flujo de sangre en la zona pélvica. Por tanto, tanto si está buscando una excusa para perder peso como si la busca para hacer ejercicio: su vida sexual puede ser la motivación que necesita.

Fortalecer el sistema inmunitario

¿Cansado de sufrir un resfriado cada dos por tres? ¡Fortalecer el sistema inmunitario es una razón excelente para perder peso y empezar a activar el cuerpo! Se ha demostrado que el ejercicio moderado puede reforzar el sistema inmunitario. Esto se traduce en menos infecciones respiratorias y menos días enfermo. El sobrepeso afecta al sistema inmunitario ya que estimula una respuesta inflamatoria crónica. La inflamación crónica aumenta el riesgo de padecer enfermedades de por vida como la diabetes tipo 2 o una afección cardiovascular, y también baja las defensas contra virus como el resfriado. Por suerte, ¡incluso la pérdida de peso más mínima puede mejorar radicalmente el funcionamiento del sistema inmunitario! En consecuencia, evitar las afecciones más leves puede ser otra razón importante para perder peso.

No obstante, este consejo viene con una advertencia: llevar la pérdida de peso o el ejercicio al extremo puede debilitar el sistema inmunitario. ¡Asegúrese de llevar una buena dieta y de controlar bien los entrenamientos para evitar cualquier consecuencia negativa!

Sudar menos

A nadie le gusta estar sudado y pegajoso. Afortunadamente, ¡perder peso le puede ayudar a transpirar menos! Sudar es la forma natural que tiene el cuerpo para refrescar el sistema cuando la temperatura es superior a la normal. En la mayoría de los casos, esto nos pasa cuando hace calor, hacemos ejercicio o cuando lleva a cabo una acción que requiere un esfuerzo extra. Si tiene sobrepeso, es probable que transpire más que los que están más delgados. Esto ocurre porque la grasa corporal sube la temperatura corporal. Sudar le ayuda a refrescarse, y la grasa actúa como barrera para mantener el calor. Por consiguiente, una persona con sobrepeso tiene tendencia a transpirar más como consecuencia del esfuerzo para bajar la temperatura corporal. ¡Esto hace que sudar sea otra buena razón para perder peso!

razones para perder peso y ponerse en forma: yoga

Ahorrar dinero

Mucha gente se queja de que llevar una vida saludable es demasiado caro, ¡pero un análisis reciente ha demostrado que su cuenta bancaria es, de hecho, una de las mejores razones para perder peso! En un estudio de 2017 analizaron el coste extra de tener sobrepeso o ser obeso en Estados Unidos. Compararon gastos médicos, productividad de la pérdida y un total de lo que costaban los pacientes con 20 años y con 50 años. El estudio demostró que las personas con sobrepeso hacían frente a mayores costes y pérdida de productividad frente a las personas con un peso saludable. Los pacientes obesos tenían una carga económica mayor que los que tenían sobrepeso, y las personas mayores hacían frente a más gastos que los jóvenes. Y los números no eran insignificantes. De acuerdo con el análisis, una persona obesa de 20 años que consiguiera un peso saludable podía ahorrar una media de 30.000$. Por tanto, si la salud o su aspecto no le motivan lo suficiente, ¡el dinero es una buena razón para perder peso!

Conseguir una piel más clara

El ejercicio regular es efectivo contra las erupciones cutáneas. Cuando hace ejercicio, la sangre circula mejor y transporta los nutrientes que necesita la piel. La oxigenación mantiene la piel fresca, y el incremento de la circulación elimina los excesos, de este modo, se limpia la piel desde dentro hacia fuera. De todos modos, asegúrese de lavarse bien la cara después de sudar para evitar obstruir los poros.

Los efectos relajantes del ejercicio aeróbico también previenen las erupciones cutáneas causadas por el estrés.

Dormir mejor

¿Necesita dormir bien de verdad? Presentamos nuestra razón favorita para perder peso:

Los estudios demuestran que perder peso puede mejorar la calidad del sueño. Esto incluye reducir problemas comunes como la apnea del sueño, la somnolencia matutina, el insomnio, la falta de descanso y despertarse constantemente. Aunque perder peso en general ayuda, lo que marca la diferencia es perder grasa abdominal. Los médicos creen que evitar la apnea del sueño, la cual es la que le despierta constantemente, puede ser la clave de la mejora en general.

Dormir también es una razón importante para hacer ejercicio. Lo recomendable para conseguir mayores beneficios es realizar unos 150 minutos de ejercicio moderado o 75 minutos de ejercicio intenso. Sin embargo, ¡los expertos afirman que incluso 10 minutos de entrenamiento aeróbico en casa pueden ayudarle a dormir mejor! Estos beneficios son consecuencia del ejercicio físico, ya que le relajan y ayudan al cuerpo a conseguir el ritmo circadiano natural.

Proteger las articulaciones

¿Sabía que perder tan sólo una libra reduce la presión equivalente a cuatro libras en sus rodillas? Además, un estudio a demostrado que perder once libras reduce el riesgo de padecer osteoartritis en un 50% en el caso de las mujeres. Si sufre de dolor en las articulaciones, ¡el alivio potencial que experimentará es una de las mejores razones para perder peso! Perder peso también es beneficioso desde un punto de vista más sistemático. El exceso de grasa provoca una despuesta pro-inflamatoria en el cuerpo. Esta respuesta puede causar todo tipo de problemas, desde malestar general hasta dolor en las articulaciones. Por consiguiente, reducir la inflamación general al perder peso puede ayudar a aliviar el dolor articular.

Reducir el riesgo de cáncer

Por último, pero no por ello menos importante, reducir el riesgo de cáncer es una de las razones más serias e importantes para perder peso. De acuerdo con la Asociación Americana del Cáncer (American Cancer Society), el sobrepeso y la obesidad son la causa del 8% de los casos de cancer al año en Estados Unidos. El exceso de peso incrementa el riesgo de padecer cáncer de pecho, colon, recto, útero, esófago, riñón y páncreas. Y también puede afectar a otros tipos de cáncer. Al igual que en el estudio del sueño que hemos mencionado anteriormente,  el exceso de grasa abdominal es especialmente preocupante. Por fortuna, perder peso puede reducir el riesgo, así como los cambios físicos que experimenta al bajar de peso.

 

¿Alguna de estas razones le motivan para perder peso? ¿Conoce alguna otra buena razón para bajar de peso? Comparta su opinión con nosotros en la sección de comentarios inferior. 

Temas:

Valora este artículo

[Total:181    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.