Es verano y para la mayoría de nosotros eso significa que tenemos vacaciones o alguna escapada de fin de semana o un reencuentro justo a la vuelta de la esquina. ¿Cómo se siente? ¿Necesita un descanso de la vida cotidiana? o ¿le cuesta hacer frente la idea de poder llegar a desechar todo el trabajo tan duro que ha realizado con la fentermina? Mucha gente ve las vacaciones como el enemigo de un estilo de vida saludable, pero no tiene que ser así. Aquí hablaremos un poco acerca de las estrategias para ayudarle a mantenerse en el buen camino, al mismo tiempo que saca el máximo provecho de sus vacaciones.

1: Póngase expectativas realistas

La primera clave para mantener sus nuevos hábitos saludables durante las vacaciones, es irse de viaje con expectativas realistas. No espere ser tan estricto de vacaciones como lo sería en casa. Estará en un lugares diferentes con diferentes rutinas, diferentes alimentos y probablemente, diferentes personas. Por esa razón, muchas veces es muy difícil mantener el control de la dieta y el ejercicio. Parte de su éxito durante el viaje debería ser darse cuenta de que ¡el mantenimiento es también un logro! Dado que muchos de nosotros aumentamos de peso durante las vacaciones (quiero decir… ¿quién no lo haría con toda esa comida fascinante y deliciosa?), mantener su peso estable es un logro en sí mismo. Por lo tanto, si sólo se va por un par de días o una semana, considerare como objetivo mantener su peso en lugar de perderlo. Por supuesto, si se va a tomar unas vacaciones más largas, puede que prefiera perder peso durante ese tiempo.

En última instancia, depende de usted – sólo asegúrese de que sus expectativas sean  coherentes con lo que realmente es probable que suceda durante su viaje. Es más fácil volver a sus hábitos saludables si esperaba sólo relajarse un poco, en lugar de si siente como si hubiera perdido el control durante las vacaciones. Por lo tanto, intente planificar sus retos y permítase relajarse un poco antes de salir para evitar llevarse una sorpresa cuando llegue allí.

2: Siga su versión de la regla 80:20

Bien, ya tienes su meta. Ahora hablemos de cómo lograrla. El concepto de una dieta 80:20 se hizo popular hace un par de años. Básicamente, promueve seguir una dieta sana/moderada para el 80% de sus calorías y permitirse despilfarrar con alimentos “malos” o menos saludables en el 20% restante de sus calorías.

En vacaciones, normalmente comemos mucho más a menudo de lo que lo hacemos en casa y esperamos descubrir algunos restaurantes divertidos y diferentes en el camino. Por esa razón, no suele ser realista pensar que seguirá comiendo exactamente los mismos alimentos que come en casa durante su viaje. En vacaciones, querrá compartir comidas divertidas ¡y eso es algo bueno! En lugar de sentir que se tiene que reprimir todo el tiempo, póngase como objetivo comer el 80% de sus comidas similares a las que usted comería en casa (proteínas magras, un montón de verduras, ensaladas, etc.) y déjese consentir con el otro 20%. Si realmente quiere un pequeño trozo de tarta una noche durante su viaje de una semana, probablemente esté bien.

3: Déjese consentir con alimentos que importan

Con respecto al 20% que mencionamos anteriormente, asegúrese de que sus caprichos sean alimentos o bebidas que realmente cuentan. Disfrute de la especialidad del destino, sumérjase en la especialidad culinaria de su madre o saboree un postre especial. En lugar de picotear alimentos no saludables sin sentido porque simplemente esté de vacaciones, considere sus opciones y elija las indulgencias que sean verdaderamente especiales para esa situación o lugar. Se sentirá más satisfecho y menos culpable si sabe que ese capricho es algo que no podría comer cualquier otro día normal.

4: Manténgase activo todos los días

Las vacaciones son el momento perfecto para hacer mucho ejercicio en actividades cotidianas. En los lugares nuevos, hay mucho que ver, explorar y hacer. Aproveche la oportunidad de explorar una nueva ciudad a pie, recorrer los lugares de interés, ir de caminata o disfrutar de la piscina del hotel ¡y el gimnasio! Hay muchísimas maneras de hacer que sus vacaciones sean un entrenamiento constante. Incluso si no tiene tiempo de incluir sus ejercicios habituales en casa, tenga en cuenta las muchas oportunidades de mantener la actividad durante su viaje. Si viaja con niños, probablemente saltarán con impaciencia para aprovechar la oportunidad salir a recorrer un poco más con usted!

woman hiking for exercise on phentermine

5: Llévese snacks saludables

¿Alguna vez ha salido de viaje en grupo o se ha quedado varado en un lugar nuevo sin nada saludable para comer? Yo sí. Muchos eventos sociales ofrecen snacks con grandes cantidades de calorías y un alto contenido en grasa, y las tiendas de comestibles no son mucho mejores si intenta detenerse a la mitad de su aventura. Una de las principales razones por las que las vacaciones son tan difíciles es porque terminamos en situaciones en las que no hay opciones saludables y luego, pasamos hambre esperando la opción más saludable. Planifique su éxito llevando algunos tentempiés saludables. Las frutas frescas (como una manzana o naranja), las zanahorias bebé, las barras de snacks saludables o medio sándwich pueden ser excelentes aperitivos cuando uno está en movimiento.

6: Manténgase hidratado

La hidratación es clave para perder peso y aún más, si está tomando fentermina. Si está experimentando sequedad en la boca, estará especialmente interesado en este punto durante su viaje. El calor y las caminatas aumentan sus necesidades de líquidos y la deshidratación sólo hace que la boca seca empeore. Incluso si siente bien la boca, mantenerse bien hidratado es la mejor manera de evitar el consumo de calorías adicionales de los snacks si lo que realmente tiene es sed. Si lleva un bolso o mochila, meta una botella de agua en su bolsa por la mañana y asegúrese de seguir bebiendo durante todo el día. Cuando considere las bebidas para el camino, elija agua (sola o infundida), té sin azúcar (descafeinado si toma mucho) u otras bebidas sin calorías/sin cafeína. Tomar calorías vacías es una de las maneras más frustrantes de superar sus metas de calorías, así que evítelo cuando sea posible. También recuerde que nunca debe mezclar alcohol y fentermina – incluso en vacaciones.

7: Considere una cocina

Dependiendo de sus planes de vacaciones, investigue si tiene la opción de elegir una habitación de hotel o alquiler de vacaciones con cocina. Si su hospedaje tiene cocina (o se aloja en casa de alguien) aproveche la oportunidad de cocinar algunas comidas en casa. Sin duda, va a salir a algunas comidas especiales, pero aproveche la cocina para preparar el desayuno (y tal vez incluso algunas cenas) en su casa temporal. Algunas cadenas hoteleras ofrecen la opción de ir a comprar alimentos para usted antes del check-in, por lo que resulta aún más fácil. Si su habitación de hotel no tiene cocina, considere aun así la posibilidad de comprar algunas frutas frescas o desayunos/snacks saludables para meter en el mini refrigerador.

8: Descanse bien

Las investigaciones muestran una fuerte relación entre el sueño y la pérdida de peso. Aun así, uno de cada tres estadounidenses no duerme lo suficiente diariamente, de acuerdo a un estudio reciente del CDC. Lograr entre seis y ocho horas de sueño por la noche parece tener los mayores beneficios. Esto se debe a que la privación del sueño aumenta los niveles de grelina y leptina – dos hormonas relacionadas con el hambre y el almacenamiento de grasa. La falta de sueño también aumenta el apetito y puede incrementar los antojos de alimentos menos saludables. Por lo tanto, incluso si tiene dificultades para lograr las siete horas recomendadas por noche en su vida cotidiana, póngase como objetivo descansar en vacaciones.

9: No tenga miedo de alterar la rutina

Una de las mejores partes de las vacaciones es que son un descanso de la vida cotidiana. Desafortunadamente, eso también puede hacer que sean difíciles si usted es una persona de costumbres. En casa, generalmente tiene control sobre su horario y rutinas, mientras que de vacaciones, a menudo, está a merced de la situación y los planes de otras personas. A pesar de que esto puede ser una de sus mayores luchas, trate de aprovechar la oportunidad de alterar su rutina para perder de peso. Las vacaciones son un buen momento para explorar nuevos lugares, probar nuevos alimentos, encontrar nuevas maneras divertidas de hacer ejercicio, y crear lazos con sus seres queridos. Disfrute de todos esos beneficios y entienda que volverá a una rutina cuando regrese a casa. Sólo porque sus opciones de comida y ejercicio sean diferentes durante el viaje, esto no implica necesariamente que sean malas.

10: ¡Diviértase!

Por último, ¡disfrute de sus vacaciones! Si bien los hábitos saludables y perder peso son importantes, no lo son todo. No pase sus vacaciones enteras centrándose sólo en la fentermina y su dieta porque pudiera perderse la oportunidad de crear recuerdos extraordinarios. Disfrute de su escapada y disfrute de su aventura en un lugar nuevo o diferente.

Sugerencia extra:

Si está buscando ese impulso adicional que le ayude durante sus vacaciones, ¡considere probar Phen Caps como apoyo para suprimir el apetito! Phen Caps es un suplemento natural que suprime el apetito y ayuda a las personas a perder esos kilos extras más tercos o a mejorar su pérdida de peso con fentermina. Phen Caps puede que sea adecuado para usted si está planeando tomarse un descanso de la fentermina durante las vacaciones, pero todavía quiere un poco de ayuda frenando su apetito durante el viaje.

 

¿Ha ido (o va a ir) de vacaciones mientras toma fentermina? ¿Tiene algún buen consejo o truco para compartir? ¡Cuéntenos en los comentarios!

Temas:

Valora este artículo

[Total:138    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.