La fibra es la piedra angular de una dieta saludable, y asegurarse de consumir más alimentos ricos en fibra puede realmente ayudar a perder peso con fentermina. Esto se debe a que la fibra mantiene la sensación de saciedad y ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, lo que significa que es menos probable ceder a la tentación debido a la ansiedad y los ataques de hambre. Además, asegurándote de obtener mucha fibra en tu dieta también puedes reducir el riesgo de accidente cerebrovascular, hipertensión y enfermedades del corazón. Sin embargo, como muchos de nosotros estamos omitiendo nutrientes esenciales, como vitaminas y minerales, los informes muestran que el consumo de fibra se encuentra en su punto más bajo, con menos del 3% de los estadounidenses satisfaciendo la ingesta recomendada. A continuación te explicamos los beneficios del consumo de fibra, además repasamos los 10 alimentos principales con el mayor contenido de fibra.

Los beneficios de comer fibra

La fibra es algo que el cuerpo necesita para funcionar correctamente, aunque el cuerpo en realidad nunca lo digiere. La fibra viene en dos variedades, soluble e insoluble, y la mayoría de los alimentos de origen vegetal contienen una mezcla de las dos. La fibra soluble retrasa la digestión y ayuda a reducir el colesterol y la glucosa en la sangre, ayudando a mantener tu metabolismo funcionando sin problemas ya que tu cuerpo está ocupado procesando el contenido de fibra, que también mantiene a raya el hambre durante varias horas, mejorando los efectos supresores del apetito de la fentermina. La fibra insoluble ayuda a facilitar los movimientos intestinales, y, puesto que el estreñimiento es un efecto secundario común de la fentermina, asegurarse de obtener suficiente fibra cada día te ayudará a combatir este problema incómodo. Por lo tanto, no comer suficiente fibra puede empeorar este estreñimiento, pero comer en exceso no es bueno ya que los alimentos pasan a través del cuerpo demasiado rápido, lo que significa que se absorben menos minerales de los alimentos en el cuerpo. La cantidad ideal de fibra diaria en menores de 50 años es de 38 gramos para los hombres y 25 gramos para las mujeres, mientras que los mayores de 50 necesitan menos -30 gramos para los hombres y 21 gramos para las mujeres.

Las 10 principales fuentes de fibra

Aquí te presentamos las mejores fuentes de fibra y cómo incorporarlas a tu dieta.

1. Lentejas

15.6 gramos por taza, cocinadas

Mientras que los guisantes partidos tienen un poco más de fibra por taza, las lentejas toman menos tiempo para cocinarse y son más versátiles que las otras legumbres. Además, son una gran fuente de proteínas y, como hidrato de carbono complejo, tienen la ventaja adicional de ayudar a aumentar la producción cerebral del neurotransmisor serotonina para sentirse bien, por lo tanto, ayuda a mejorar tu estado de ánimo. Las lentejas también son ricos en ácido fólico, que es una importante vitamina B impulsora del bienestar, así como hierro que significa más energía y un metabolismo más rápido. Una gran manera de incluir las lentejas en tu dieta es usarlas en sopas y guisos caseros -para hacerlos más fáciles de digerir colócalos en remojo durante unas horas antes de cocinar. O bien, para aprovechar su sabor a carne, agrega jugo de limón, cilantro y nueces ¡y conviértelas en jugosas empanadas! Otras legumbres de alto contenido de fibra incluyen frijoles negros y frijoles de lima, con 15 gramos por taza y 13,2 gramos por taza, respectivamente.

2. Alcachofas

10.3 gramos por vegetal mediano, cocido

Tal vez sea por su aspecto espinoso, pero las alcachofas no están presentes a menudo en muchas cocinas, a pesar de contener más de fibra por porción que cualquier otra verdura en la lista. Para beneficiarse de sus propiedades reductoras del colesterol, pruébalos asados con limón, ajo y pimienta negra.

3. Guisantes

8.8 grams por taza, cocinado

Los guisantes contienen una gran cantidad de fibra, además de ser el vegetal con la mayor cantidad de proteínas, y pueden ser fácilmente añadidos a las sopas, guisos y pastas de manera de agregarles contenido fácilmente a tus comidas. La sopa de guisantes y jamón es particularmente sabrosa y súper reconfortante para los meses más fríos del año, y el puré de guisantes a la menta también es un gran acompañamiento para platos de pescado.

 

fiber

4. Frambuesas

8 gramos por taza, crudas

Estamos seguros de que no necesitamos mucho para convencerte de comer más frambuesas ya que son tan deliciosas, pero contienen una buena cantidad de fibra y un montón de antioxidantes y vitaminas. Las frambuesas congeladas son muy convenientes y constituyen excelentes bocadillos ya que son como mini paletas. Además, son el añadido perfecto para cualquier batido – pruébalos con otras bayas congeladas como moras, y sólo añade leche de almendras sin azúcar y un chorrito de jugo de fruta de piña para una ráfaga de bayas super rápida.

5. Cereal de salvado

7 gramos por taza, crudo

Añade algunas de esas frambuesas a tus copos de salvado para el desayuno y obtendrás una súper porción de fibras apenas comenzado el día.

6. Pasta de grano entero

6.3 gramos por taza, cocido

Indistinguible de la pasta blanca en términos de sabor, pero mucho mejor para ti en términos de nutrientes, la pasta de grano entero es perfecta para tartas y ensaladas. Para darle un golpe extra de fibra, incorpora verduras a un poco de pasta de grano entero en el almuerzo y estarás llena por horas – ¡excelente para evitar el ataque de bocadillos por la tarde!

7. Aguacate

6.7 gramos por mitad, crudo

Los aguacates realmente se merecen el título de ‘súper’, ya que están repletos de vitaminas, grasas saludables y fibra. Si eres fan del aguacate es probable que desees incluirlo en todo, pero en caso de que seas novata en esta fruta versátil, entonces, funciona especialmente bien en ensaladas para añadirle una cremosidad contrastante, puede preparase puré con condimentos para preparar un guacamole casero, o simplemente comerlo en pan tostado. Recuerda que los aguacates son altos en calorías, por lo tanto trata de no comer más de medio por día a lo sumo.

8. Peras

5.5 gramos por media fruta

Si sientes la necesidad de un cambio de las manzanas, prueba una pera y obtendrás más fibra por porción también – pero recuerda, al igual que con las manzanas y las patatas, para obtener la mayor cantidad de fibra a partir de las peras debes comer la piel.

9. Brócoli

5.1 gramos por taza, cocido

Al igual que los guisantes, el brócoli combina proteínas y fibra por lo que mantiene la sensación de saciedad durante más tiempo – perfecto para ayudar a suprimir el apetito y que dejes de comer bocadillos sin sentido, mientras estás perdiendo peso con fentermina. Si los años de tener que comer brócoli pastoso al ser niño te alejan de esta verdura versátil, ¡pruébalo en un salteado para apreciar su carácter crujiente natural!

10. Harina de avena

4 gramos por taza, cocido

Gracias a la magia de la fibra, los participantes en un estudio descubrieron que un plato de harina de avena en el desayuno los hacía sentir más satisfechos y menos hambrientos que quienes comían la misma cantidad de calorías en cereal. Y, la harina de avena es una base perfecta para añadir frutos secos ricos en proteínas y semillas, canela que impulsa el metabolismo, o la fruta de tu elección.

 

La fibra es esencial para una buena salud y desempeña un papel importante en tu capacidad para perder peso con fentermina; mediante la adición de más fibra a tu dieta vas a mantener el hambre a raya durante más tiempo, regularás los niveles de azúcar en la sangre y aumentarás el metabolismo para darte más energía. Sin embargo, si necesitas un poco de ayuda extra, entonces recomendamos Phen Caps para ayudar a suprimir el apetito y aumentar los niveles de energía, por lo que puedes darle a tu nuevo régimen el impulso que necesita para que comiences a adoptar hábitos alimenticios saludables tales como comer más fibra.

 

Temas:

Valora este artículo

[Total:375    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.