tricks-to-eat-less

¿Interesado en maximizar tu pérdida de grasa? Sin lugar a dudas uno de los mayores pasos para cualquiera que desee experimentar la pérdida de peso con su dieta será aprender a controlar el tamaño de las porciones. En la industria alimentaria actual, el tamaño de las porciones está fuera de control. El plato que sirven cuando comes en un restaurante a menudo contiene tres a cuatro veces la cantidad de alimentos que deberías comer regularmente.

Del mismo modo, muchos de nosotros servimos generosamente dos y tres veces al comer en nuestra propia casa. A decir verdad, a menudo el problema es cuánto comemos y no qué comemos.

Al tener el control del tamaño de tus porciones, inmediatamente puedes aumentar significativamente tu tasa global de pérdida de peso.

Veamos algunos trucos simples que debes considerar seguir para estimular tu progreso.

Llena tu plato completamente con vegetales 

Una de las mejores estrategias para no comer mucho menos necesariamente , pero sin dudas comer menos calorías, es asegurarte de llenar tu plato con tantas verduras como sea posible. Las verduras contienen un nivel muy alto de fibra por porción pero no aportan casi calorías.

Una o dos tazas de verduras al vapor añadidas a tu plato sólo pueden sumar hasta 40 a 50 calorías máximo, lo que apenas hace mella en tu total diario.

Eso sí, asegúrate de que estas verduras se elaboran con métodos de cocción que usan menos grasa, bajos en calorías, sino estarás incurriendo en el mismo problema que antes.

Come primero alimentos ricos en proteínas 

En segundo lugar, otra gran estrategia para ayudar a comer menos en las comidas es consumir primerosus alimentos ricos en proteínas. Esto va a ayudar a llenarte rápidamente y prevenir un pico de azúcar en sangre que sólo te demandará comer más alimentos.

Los alimentos ricos en proteínas incluyen pechuga de pollo, pavo, pescado, huevos o carne roja magra. Cada comida que consumes debe incluir una de estas fuentes de proteínas.

Bebe un vaso de agua 30 minutos antes de la comida 

El tercer truco rápido es beber un vaso lleno de agua fría unos treinta minutos antes de sentarte a comer. Esto ayudará a asegurarte de que no estás comiendo debido a la deshidratación, que es algo común que a veces ocurre en algunas personas.

Aquellos que beben regularmente un vaso lleno de agua antes de su comida, habitualmente se dan cuenta de que comen menos calorías durante el transcurso del día, por lo tanto realmente acelera tu ritmo de pérdida de grasa.

Usa platos más pequeños 

Por último, por más tonto que parezca, a veces el tamaño de tu plato es el mayor factor de influencia sobre la cantidad de calorías que consumes. Si comienzas a usar platos más pequeños con cada una de tus comidas, servirás naturalmente menos que si tuvieras platos más grandes, y pensarás dos veces antes de servirte por segunda vez.

Aún así, dos platos más pequeñas de alimentos equivalen a menos calorías que dos platos grandes de comida, así que todavía tendrías ventaja.

Por lo tanto, hay algunos consejos muy sencillos, pero muy efectivos a tener en cuenta para ayudarte a consumir menos calorías con cada comida que ingieres.

Si todavía estás luchando para mantener el hambre y el apetito bajo control, asegúrate de considerar suplementar con fentermina, que rápidamente te dará una mano con este tema.

Temas:

Valora este artículo

[Total:50    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.