healthy-road

Cuando estás en un proceso de pérdida de peso, la idea de hacer un viaje largo en carro y las inevitables paradas son suficiente para hacerte querer clavar el freno y quedarte en casa, donde estás más en control de los tamaños de las porciones y de las calorías. Sin embargo, una parte importante de cualquier proceso de pérdida de peso es aprender a vivir con los obstáculos que la vida nos impone sin perder de vista tus objetivos, así que no dejes que los locales de comida rápida y los mini mercados te saquen de tu camino, con un poco de planeamiento puedes comer bien en la carretera y no sucumbir a la tentación.

En la ruta

Se aproxima esa época del año en que salimos a la carretera con la familia para visitar a nuestros parientes en otro Estado. Y, a pesar de haber hecho planes para volver antes de cenar, has terminado a muchos kilómetros de casa, mirando un sinfín de carteles de comida rápida. Pero tienes hambre y estás cansada, y es un momento peligroso para detenerte e intentar rechazar un Big Mac.

La mayoría de las paradas ofrecen las opciones típicas de comida rápida, como hamburguesas y pollo frito, y, si tienes suerte, encontrarás un restaurant o una cadena de comida rápida que ofrezca una mayor variedad de comidas. Sin embargo, no importa dónde termines, la regla básica es mantener los tamaños de las porciones, las grasas no saludables y los niveles de azúcar a raya. Estos consejos no solo te ayudarán a perder peso en el camino, sino que te ayudarán a tener un viaje más seguro. Comer comidas grandes en el camino te hará sentirte pesada y hasta dormida: no exactamente cosas que quieras sentir mientas conduces. Una comida más liviana y mejor balanceada es la mejor combinación para mantenerte alerta detrás del volante, así que aquí hay algunos consejos para mantenerte por el buen camino:

Hamburguesas

Escoge las hamburguesas pequeñas y sin nada. Olvida los cuartos de libra y ni siquiera pienses en los Big Macs. Pide extra ensalada y olvida el queso, seguro es procesado y no contiene nada bueno

Emparedados de pollo y pescado

Evita los emparedados de pescado, aunque suenen más sanos, en las manos de los restaurantes de comida rápida están llenos de grasas no saludables. Los emparedados de pollo suelen estar llenos de calorías; los grillados suelen ser una buena opción, pero solo sin mayonesa, aderezo y queso.

Tacos y Burritos

Las opciones pequeñas y simples son las mejores, así que lo mejor es evitar los grandes y pedir sin crema agria. Las variedades de pollo o frijoles suelen ser más sanas que la carne, y si tienes dudas, pide tortillas blandas que están horneadas, en vez de las tortillas fritas y crujientes.

Pizza

Los ingredientes vegetales son la mejor opción, cuantos más mejor. Come una o dos porciones (dependiendo del tamaño) y evita las pizzas personales, ya que suelen tener más grasas y calorías que dos porciones normales. A veces puedes pedir la pizza sin queso.

Acompañamientos

Las patatas fritas, los aros de cebolla y los nuggets de pollo… tendrán que esperar a ocasiones especiales ya que son ricos en grasas y no tienen calorías. Los acompañamientos de vegetales son geniales si están hervidos o cocidos al vapor y los frijoles horneados son una buena opción, pero evita el maíz a la crema y la espinaca, y sólo pide puré de papas o de calabaza si no están llenos de manteca. Una patata horneada, arroz seco o una pequeña porción de pasta con salsa marinara son buenas opciones. Pregúntale al mozo sobre sus métodos de preparación antes de ordenar.

drink water

Empaca tus cosas

Aunque termines comiendo la mayoría de tus comidas al costado del camino, necesitarás algunos bocadillos y bebidas para mantenerte hidratada y mantener a raya el apetito excesivo. Harás mejores decisiones si puedes llevar estas cosas en el automóvil para mantenerte:

Una botella de agua

Debería contener por lo menos una taza de agua por persona en todo momento. Mantenerte hidratado es especialmente vital para el conductor ya que la deshidratación causa confusión, mareos y fatiga.

Frutas y vegetales frescos

Con las opciones que hay allá afuera, tal vez esta sea tu única fruta o verdura del día. Evita las frutas difíciles de comer para no estar mordiendo un durazno mientras te chorrea el jugo por la cara mientras conduces. La mejor opción son las fruta fáciles de portar como manzanas, bananas, uvas sin carozo, cerezas, zanahorias bebé prelavadas, varas de apio, pepino o ajíes rojos.

Galletas sin grasa o reducidas en grasa

Te convienen las galletas integrales, ya que te darán un suministro constante de energía a diferencia de comidas blancas y procesadas a base de harina que suben y bajan rápidamente los niveles de azúcar en sangre (y la energía). Las galletas integrales o Wasa multigrano son buenas opciones.

¿Tienes tus propios consejos para un viaje saludable? ¡Si es así nos encantaría escuchar tus sugerencias, así que, por favor deja un comentario abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:52    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.