scale-woman

Es comprensible que el foco de tu viaje de pérdida de peso, mientras tomas fentermina sea bajar de peso. Sin embargo, tu objetivo final a largo plazo debe ser también comprometerte con un nuevo estilo de vida saludable con el fin de mantener tu nuevo peso para siempre, y evitar las enfermedades que puede causar la obesidad. Pero, estar sano no tiene por qué ser difícil; aquí te damos 20 sencillos consejos que puedes seguir para mejorar tu salud, sin que requiera que alteres tu vida. ¡Ten la mejor vida que puedas!

1. Ten más momentos Zzz:

Dormir es una de las cosas más agradables, y también es ideal para tu bienestar. La privación del sueño resulta en poca energía y estrés, que son los dos disparadores para comer en exceso y aumentar de peso. Una habitación oscura libre de distracciones de trabajo o estrés puede ayudarte a cumplir con la cantidad recomendada de 7 a 8 horas de sueño por noche.

2. No calientes verduras en el microondas:

Un estudio reciente de España reveló que hasta un 97 por ciento de los antioxidantes que se encuentran en las verduras se pierden al cocinarlas en el microondas; comer verduras crudas o al vapor es mucho más saludable.

3. Estira y respira:

Un largo estiramiento acompañado de respiraciones profundas pueden ayudar a prepararte física y mentalmente para cualquier reto futuro, del mismo modo que una buena rutina de estiramiento antes del ejercicio protegerá tu cuerpo de lesiones.

4. Lazos familiares:

Las personas con relaciones estrechas y cariñosas con sus padres son menos propensas a tener enfermedades graves, como presión arterial alta o enfermedades del corazón.

5. Cada comida no es la última

Habrá otros brownies, pizzas y cenas de pavo; si tienes en cuenta que esta no es tu última oportunidad de comer este alimento, será más fácil para ti apoyar tu tenedor cuando estés satisfecha.

6. Varía tus entrenamientos:

Hacer el mismo ejercicio todos los días puede causar el desgaste de tus músculos, además de ser menos eficaz. En su lugar, cambia tu rutina con el fin de mantener tus músculos contentos y obtener más beneficios de un entrenamiento variado.

7. Compra una licuadora:

Hacer tus propias sopas y batidos significa que sabes exactamente lo que hay en ellos, que debería ser nada más que ingredientes frescos y naturales, sin nada de sal o azúcar indeseadas.

8. Fija metas específicas:

Si deseas iniciar un nuevo hábito saludable, hazlo muy específico; en lugar de aspirar a “hacer más ejercicio”, dite a ti mismo que te vas a ponerte tus zapatillas de deporte después del trabajo y caminar diez cuadras – es más probable que te comprometas con algo más concreto.

9. Come menos sal:

Comer sal en exceso se vincula con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca y accidente cerebrovascular, y también causa hinchazón abdominal y aumento de peso por la retención de agua. Muchos alimentos, como los cereales y el pan contienen sal por lo que no debería haber ninguna necesidad de añadir sal a la comida, experimenta con especias y hierbas si sientes que tu comida está un poco sosa.

10. Camina:

Una caminata rápida puede aumentar tu energía, despejar tu cabeza del estrés, y evitar los antojos, además, investigaciones de los Centros de Investigación del Cáncer hallaron que una o dos horas de caminata a la semana puede reducir el riesgo de cáncer de mama en un 20 por ciento.

11. La risa es la mejor medicina:

Estudios han descubierto que quienes piensan en positivo son menos propensos a sufrir de condiciones tales como enfermedades del corazón y estrés. Encuentra cada día algo para reirte y aumenta tus hormonas del bienestar mientras sueltas una risa.

diet-slump

12. Evita el elevador:

La investigación muestra que si subes sólo tres pisos por escalera cada día puedes mejorar tu salud cardiovascular y perder unos 4,5 kilos extras al año.

13. Toma un poco de sol:

Asegúrate de tomar un paseo a la luz del sol cada día para aumentar tus niveles de vitamina D, que contrarrestan los efectos negativos del estrés, y reducen los riesgos de cáncer y enfermedades del corazón. ¡No te olvides del protector solar!

14. Come acompañado de música lenta:

Si escuchas música rápida durante las comidas tú, inconscientemente, imitas el ritmo y cuanto más rápido comes hay más probabilidades de comer en exceso, lo que lleva a problemas digestivos y al aumento de peso.

15. Omite los refrescos:

Los fosfatos en estas bebidas aumentan la cantidad de calcio perdida en la orina, por lo que para tener huesos sanos y para beneficiarte de las propiedades del calcio para quemar grasa, di no a los refrescos.

16. Apaga la TV:

Mirar la televisión se acompaña a menudo de sentarse en el sofá, lo que significa que el cuerpo y la mente están inactivos. Ver la televisión en la noche también puede conducir a comer bocadillos y al hábito de comer. Relajarse está muy bien, pero varía tu rutina de vez en cuando, tomando un baño, haciendo ejercicio o simplemente pasando tiempo con tu familia lejos de la TV.

17. Espolvorea alguna especia:

Para aquellos que son golosos, una pizca de canela en el cereal o en el té podría ser la respuesta para evitar los antojos de azúcar, ya que estabiliza los niveles de azúcar en la sangre, y la especia es alcalinizante, lo que significa que retiene la fentermina en el cuerpo. La canela también puede ayudar a reducir el colesterol, ayudar a tratar la diabetes, aliviar la artritis, y simplemente olerla puede estimular la función de la memoria.

18. Establece lazos sociales:

Se dice que las personas solitarias están más estresadas, deprimidas y con frecuencia menos activas físicamente, y como resultado, los que tienen menos amigos tienden a enfermarse y a morir más jóvenes.

19. Come tus vitaminas:

Los suplementos son buenos para las personas que descubren que carecen de ciertas vitaminas y minerales, pero lo ideal sería ser capaz de alcanzar los requerimientos diarios comiendo una gran variedad de frutas, verduras, frutos secos, productos lácteos bajos en grasa, carbohidratos complejos, carnes magras y grasas saludables.

20. Bebe té:

Se ha encontrado que el té tiene muchos beneficios para la salud, como la reducción del riesgo de accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, cáncer, Alzheimer y senilidad. Los antioxidantes encontrados en el té verde incluyen específicamente estos beneficios y también pueden provocar la pérdida de peso mediante la estimulación del cuerpo para quemar calorías y grasa.

¿Has probado alguno de estos consejos? ¿Cómo funcionan para ti? ¡Nos encantaría saber de ti si quisieras compartir tus experiencias con nosotros, o si tienes algún consejo propio para la salud, no dudes en comentar abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:49    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.