extremes

Si bien la adopción de hábitos saludables como beber más agua y hacer ejercicio realmente te ayudarán a perder peso con la fentermina, existe el peligro de irse a los extremos – incluso si piensas que estás tomando decisiones saludables. Algunas personas se lanzan a dietas estrictas y rutinas de ejercicio extenuantes pensando que van a perder peso más rápido, pero mucho de algo bueno no significa mejor. Aquí explicamos cómo irse al extremo al tomar fentermina no es la manera de perder peso, y cómo la moderación y el equilibrio deben estar en el centro de cualquier cambio de estilo de vida saludable.

¿Estás yendo al extremo con la fentermina?

Así como comer en exceso y el sedentarismo son perjudiciales para tu salud, entrenar de pronto durante largas horas o reducir drásticamente calorías tampoco es bueno para ti. A menudo, las personas que toman fentermina son muy conscientes de que tienen una determinada cantidad de tiempo tomando el medicamento y pueden lanzarse a nuevos hábitos saludables, y aunque es genial comer mejor y ser más activos, existe el riesgo de exagerar. A continuación te explicamos algunas de las formas en las que puede ser que vayas al extremo al tomar fentermina y te explicamos cómo ejercitar una mayor moderación en tus cambios de estilo de vida.

1. Demasiadas pocas calorías

No podemos dejar de insistir en este punto: ¡hay que comer para bajar de peso! Si la comida es nuestro combustible, muy pocas calorías significa que tu cuerpo funciona con el tanque vacío, por lo que no tiene la energía para hacer todo lo que necesita, lo que significa que la pérdida de peso no es una prioridad. Para bajar de peso, tu cuerpo necesita quemar grasa y desarrollar músculo, pero cada libra de músculo magro en tu cuerpo requiere entre 50 y 100 calorías para seguir andando. En comparación, cada libra de grasa sólo requiere unas 3 calorías por día. Si tu cuerpo no tiene suficientes calorías que ingresan, entonces prioriza alimentar a la grasa para sostenerse en el futuro, en lugar de alimentar a las células de los músculos hambrientos. La balanza puede aún decir que estás perdiendo peso, pero es la manera equivocada de encararlo; comer demasiado poco y perder músculo valioso es a menudo lo que conduce a un ciclo de dieta yo-yo y a ganar peso. Esto se debe a que perder músculo y obligar a tu cuerpo a conservar la grasa ralentiza el metabolismo y significa que cuando, inevitablemente, comienzas a comer más calorías, tu cuerpo va a estar mal equipado para quemarlas y la balanza comenzará a moverse de nuevo. Muchas personas tienen poco apetito, cuando comienzan a tomar fentermina por lo que hay un peligro de irse a los extremos sin siquiera darse cuenta. Incluso si no tienes apetito, asegúrate de ceñirte a un mínimo de calorías razonable de al menos 1200 calorías por día, asegurando que estas calorías se obtienen de alimentos nutritivos para mejorar la salud, la quema de grasa y la pérdida de peso.

2. Ejercitar en exceso

Empezar a hacer ejercicio mientras estás tomando fentermina te ayuda a sacarle el máximo provecho al impulso de energía que te da, y te ayuda a desarrollar el hábito saludable de la actividad física diaria. Sin embargo, ir a los extremos y lanzarse en un régimen de ejercicio intenso es problemático por varias razones. En primer lugar, se corre el riesgo de lesiones – especialmente si no has hecho ejercicio con regularidad durante mucho tiempo. En segundo lugar, tus entrenamientos se volverán demasiado exigentes y es más probable que renuncies cuando te enfrentes con el reto imposible de hacer ejercicio durante horas cada día. En tercer lugar, el exceso de ejercicio es poco probable que te de los resultados de pérdida de peso que deseas ya que empujar tu cuerpo al extremo comenzará a tener el efecto contrario. De la misma manera que una alimentación deficiente hace que tu cuerpo reduzca la velocidad como un modo de ahorrar energía, el exceso de ejercicio hace que tu cuerpo reduzca tu metabolismo para quemar menos calorías. Las reservas de proteínas y la masa muscular se utilizan entonces para alimentar tu rutina de ejercicios ya que tu cuerpo deja de quemar grasa en un intento por conservar la energía para el futuro. Por lo tanto, si bien ejercitar todos los días es un buen hábito para empezar, empujar a tu cuerpo a sus límites físicos no va a aumentar tu probabilidad de pérdida de peso con fentermina y puede incluso detener la pérdida de peso.

going to extremes

3. Consumo excesivo de ‘Alimentos saludables’

La gente tiende a dividir los alimentos en buenos y malos, o saludables y no saludables, pero en realidad la distinción no es tan clara. Los estudios demuestran que cuando pensamos en un alimento como saludable, el control de las porciones se olvida y tendemos a comer en exceso. Muchos alimentos son sanos con moderación, pero una vez que comienzas a ir a los extremos y llenar tu plato pensando que todo es “buena” comida, es más probable que superes tu cantidad permitida de calorías y luego como resultado luches para bajar de peso. Los alimentos como las nueces y el aguacate son otros buenos ejemplos; ambos son nutritivos y contienen grasas saludables, fibra y proteínas, pero también son muy caloríficos. Comer como bocadillo una bolsa llena de frutos secos o cortar un aguacate entero en tu ensalada puede superar tu límite de calorías antes de que te des cuenta. Limítate a un puñado de frutos secos como bocadillo y no más de alrededor de la mitad de un aguacate al día mientras tratas de bajar de peso con fentermina. Luego hay otros peligros cuando se trata del exceso de consumo de un determinado alimento; puedes pensar que exprimir una bolsa de zanahorias al día te dará una gran inyección de vitaminas, pero cada vaso contiene aproximadamente 9 gramos de azúcar, mientras que la exageración del atún enlatado puede resultar en el consumo excesivo de mercurio, entonces recuerda comer una variedad de alimentos nutritivos en lugar de tomar los mismos todos los días.

4. Tomar demasiada agua

No tiene calorías, acelera el metabolismo, ayuda a desplazar el peso del agua, suprime el apetito y ayuda a darte más energía, por lo que todas son razones por las cuales debes beber agua para ayudar a aumentar la pérdida de peso. Debido a sus propiedades de estimular la pérdida de peso, algunas personas creen que cuanta más agua bebes es mejor, pero beber agua en exceso puede ser peligroso. Beber más agua de lo que los riñones pueden eliminar en la orina hace que el exceso de agua se acumule en el cuerpo, causando un desequilibrio en la cantidad de agua y sodio en tu cuerpo, conocido como sobrehidratación. El exceso de hidratación puede provocar dolores de cabeza y náuseas, confusión y desorientación, y si no es tratada puede conducir a efectos más graves tales como debilidad muscular, convulsiones, pérdida del conocimiento y coma. Para evitar el exceso de hidratación no debes beber más de un litro de agua en una hora, y respetar la cantidad diaria recomendada de dos litros (alrededor de ocho 8 vasos de 8 onzas) de agua al día, y hasta 2,5 litros si incluyes ejercicio durante un máximo de una hora o similar. En general, si rara vez sientes sed y la orina es incolora o amarillo claro, entonces es probable que estés bebiendo suficiente agua. Si la fentermina está provocando que sufras de sequedad en la boca, entonces añadir Phen Drink a tus ocho vasos al día te ayudará a resolver tu boca seca mejor que el agua sola, y te ayudará a evitar el consumo excesivo de agua.

5. Descartar los alimentos ‘malos’

Ya sea que se trate de hidratos de carbono, lácteos, gluten o algún deleite ocasional, llegar a los extremos y suspender alimentos “prohibidos” o cortar drásticamente grupos enteros de alimentos también conduce a problemas. La pérdida de peso requiere una dieta saludable que incluya todos los principales grupos de alimentos, por lo que descartar cualquier cosa basado en la idea de que conduce al aumento de peso no es una buena idea. Algunas fuentes saludables de carbohidratos tales como legumbres, pasta de grano entero, quinua, arroz integral y frutas son esenciales para una dieta equilibrada. Estos carbohidratos saludables alimentan nuestro cuerpo y nuestro cerebro, y ayudan a impulsar el estado de ánimo, por lo que sin ellos las personas son más propensas a experimentar problemas de memoria, estado de ánimo bajo y letargo. Los carbohidratos también ayudan a reducir la grasa y a mantenerte llena con fibra por lo que son importantes para las personas que pierden peso con fentermina. Los productos lácteos también se ha demostrado que promueven la quema de grasa con su combinación de calcio, vitamina D y proteínas, por lo tanto, a menos que te hayan diagnosticado una intolerancia o alergia, no hay necesidad de descartar los productos lácteos de tu dieta. Lo mismo ocurre con el gluten, que ahora es el enemigo número uno de muchos diestistas ‘expertos’, sin embargo no hay evidencia que vincula el gluten al aumento de peso. El gluten sólo debe ser evitado si tienes intolerancia o alergia diagnosticada por un médico, ya que las versiones libres de gluten de los alimentos como el pan y las pastas son en realidad mucho más elaboradas y peores para ti que sus homólogos de grano entero. En cuanto a los deleites, muchos de nosotros nos negamos a nosotros mismos algún deleite cuando empezamos a tratar de bajar de peso, ya sea pizza o galletas, rechazarlas por completo a menudo puede hacer que les atribuyamos un valor emocional añadido a estos alimentos. Esto lleva a mayores antojos y al resentimiento, por lo tanto, trata de no llegar a los extremos cuando se trata de excluir cualquier cosa de tu dieta ya que desarrollar una relación saludable con los alimentos también significa dejar espacio para un deleite ocasional.

¿Eres culpable de ir a los extremos en un intento de perder peso con fentermina? Cuántanos mediante tus comentarios a continuación.

Temas:

Valora este artículo

[Total:3    Promedio:3.7/5]

Una respuesta

  1. Echale un vistazo a este producto que te ayudara a mordear tu abdomen y a la misma vez a perder peso

    Gracias!!!

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.