Weight Loss

Antes de comenzar tu viaje hacia la pérdida de peso y concentrarte en los cambios que vas a hacer en tu dieta, es muy importante hacer algunos cambios en la manera de pensar; los cambios en tu mente realmente pueden ayudarte a hacer estos cambios en tu cuerpo. En lugar de luchar contra las limitaciones de nuestras mentes, debemos trabajar con ellas. Aquí, en la parte 1 de El juego de mente para perder peso, cubriremos los primeros cinco consejos para ¡superar a tu mente y beneficiar a tu cuerpo!

1. Piense una “Nueva Vida”

Para mantener alejados a los kilos, será más fácil si piensas en esta nueva etapa como un estilo de vida saludable y no algo que planeas hacer sólo hasta llegar al peso que deseas. En este sentido, no pienses acerca de los alimentos que no puedes comer, piensa en los alimentos que vas a agregar a tu dieta, todos los productos frescos que están en temporada en este momento. Esto no dejará espacio en tu plato de alimentos poco saludables.

2. No elimines los favoritos

Los sentimientos de privación sólo aumentarán tu deseo de comerlos. Una estrategia consiste en hacer una lista de los alimentos que te gustan, e imagínate que nunca más podrás comerlos de nuevo. Los alimentos poco saludables con los cuales tenemos un fuerte vínculo emocional los llamamos ‘Alimentos de alto sacrificio’ (AAS o HSF en inglés), y los alimentos de los cuales podríamos prescindir en nuestra vida serían los ‘Alimentos de bajo sacrificio’ (ABS o LSF en inglés). La mayoría de la gente tiene menos de seis alimentos de alto sacrificio, y sólo come alimentos poco saludables con los que no está particularmente unido solo por costumbre. Los alimentos de bajo sacrificio se eliminan de la dieta y los de alto sacrificio se mantienen mediante estrategias de control de las porciones, como tomarte el tiempo para concentrarte en lo que estás comiendo y realmente saborear los gustos y sabores. También es importante comer tus AAS temprano en el día, en lugar de guardarlos como un premio. Investigación sobre las personas con sobrepeso han demostrado que son más propensos a comer en exceso más tarde si sienten que se han privado a comienzos del día.

3. Establece peldaños en tus metas

La investigación ha demostrado que estamos biológicamente programados para restarle valor a los acontecimientos lejanos, por lo que si tu dieta está dirigida a bajar de peso o evitar problemas de salud, tu objetivo a veces puede parecer lejano, menos alcanzable o menos importante que los problemas más inmediatos en tu vida. Se ha demostrado que las personas impulsivas y las mujeres con sobrepeso, tienen más dificultad en imaginar las recompensas futuras, por lo que pareciera que tienen más tendencia a ‘vivir el momento’. En lugar de tener una meta de peso lejana en el futuro, tienen etapas para llegar a la meta. Estas etapas podrían ser, hasta dónde quisieras llegar en un par de semanas, o meses, o llegar a vestir un par de jeans, o un desafío físico que te gustaría ser capaz de cumplir.

lose-weight-psychology

4. Algunos tropezones está BIEN

Es inevitable que tendrás un par de deslices en tu dieta, pero el verdadero error es decidir olvidar la dieta durante el resto del día y reanudarla mañana. Un estudio realizado por la Universidad de Toronto demostró que este tipo de pensamiento “Mañana empiezo la dieta” conduce a los atracones y al aumento de peso, debido a que comemos en exceso cuando tenemos la oportunidad antes de un período inminente de privación. Así pues, si ves que tienes resbalones, como tratar de alcanzar una porción de pizza, recuerda disfrutar realmente de cada bocado y luego para allí -no has roto tu dieta, has tomado simplemente un desvío. Lo más importante es que has logrado evitar un atracón que habría arruinado mucho más de tu duro trabajo que una porción de pizza.

5. No hagas mal uso del entrenamiento

Si realmente queremos estar sanos tenemos que participar en algún tipo de actividad física. Esto no debe ser visto como un castigo, de lo contrario tu motivación no durará mucho tiempo, pero tampoco debe ser visto como una excusa para comer más. La comida es el combustible, así que obviamente si haces más ejercicio necesitas proporcionar más combustible a tu cuerpo, pero no debes hacer ejercicio con el fin de comer más. Ambos puntos de vista son perjudiciales para tu mentalidad de estilo de vida saludable. Encuentra un ejercicio que te guste, y lo ideal sería que los hagas con otra persona o con un grupo, así podrás engañar a tu cerebro para que piense que es una actividad social y, por lo tanto, es divertida.

Aplica estos primeros cinco consejos a tu vida en el comienzo de tu viaje hacia la pérdida de peso, para aumentar la probabilidad de éxito con un cambio permanente (y positivo) en tu vida. Si ya has comenzado tu plan de pérdida de peso, no te preocupes, todavía puedes trabajar para incorporar estas tácticas en tu vida y cosechar los resultados en el futuro. Y recuerda, esto es sólo la parte 1 de El juego de mente para perder peso, más tarde en la semana vamos a publicar la parte 2, por lo que tendrás aún más conocimiento y comprensión de lo que puedes hacer para que ¡tu pérdida de peso sea un éxito! También ten en cuenta, una alternativa a la fentermina que siempre puede ayudar a ¡no recuperar los kilos perdidos!

Comenta abajo si tienes alguna pregunta o sugerencia, ¡siempre nos alegra saber de ti

Temas:

Valora este artículo

[Total:58    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.