doyou-know

En la industria médica es muy común que se prescriban dos medicamentos juntos para combatir varios problemas de modo más efectivo. Fen-Phen fue la combinación de dos conocidas drogas anti-obesidad, la fenfluramina y la fentermina, que se recetó por primera vez en 1992. Se descubrió que la combinación ayudaba a perder peso aumentando los niveles de energía y alerta y suprimiendo el apetito, lo cual le hizo ganar popularidad durante mediados de la década de 1990. Sin embargo, en 1996, una investigación médica independiente descubrió que una cantidad anormalmente alta de los pacientes que tomaban Fen-Phen mostraban signos de sufrir serias enfermedades cardíacas y pulmonares.  A pedido de la FDA, la fenfluramina fue retirada del mercado por sus fabricantes en 1997. Aquí explicaremos cómo y por qué se introdujo Fen-Phen y qué pasó durante su breve período de popularidad durante la década de 1990.

¿Qué es Fen-Phen?

Fen-Phen es la combinación de la fenfluramina (fen) y la fentermina (phen). Ambas drogas son medicamentos recetados que fueron aprobados por la FDA como supresores del apetito para controlar la obesidad a corto plazo durante varios años antes de la introducción de Fen-Phen; la fentermina fue aprobada en 1959 y la fenfluramina en 1973. Aunque ambas drogas fueron aprobadas por la FDA, la prescripción de Fen-Phen como combinación fue un uso fuera de lo autorizado, lo que significa que la FDA nunca aprobó Fen-Phen como combinación de drogas. Combinar drogas es algo común para muchos médicos, ya que tienen permiso de prescribir drogas aprobadas en conjunto si así lo deciden.

La fenfluramina actúa como un agente liberador de serotonina, mientras que la fentermina trabaja principalmente liberando norepinefrina, aunque también libera dopamina y serotonina. El cerebro libera estos neurotransmisores para indicar que se siente lleno y reducir el hambre. La fentermina también trabaja fuera del cerebro para liberar adrenalina, lo que estimula a la mente y al cuerpo para estar más alerta y ser más eficiente, y para elevar los niveles de energía y la concentración. Aunque ambas habían demostrado reducir el peso independientemente, la fentermina no había ganado tanta popularidad y las pruebas clínicas de la fenfluramina mostraban resultados mucho más impresionantes: un estudio de 25 semanas mostraba pérdidas de apenas 7,5 kg en comparación a 4,5 kg con un placebo, y la pérdida de peso alcanzada era a menudo solo temporal.

El ascenso de Fen-Phen

La idea de combinar las dos drogas fue del Dr. Michael Weintraub, un profesor de farmacología clínica de la Universidad de Rochester. Weintraub consideraba que combinar estos dos medicamentos contra la obesidad con diferentes acciones sobre el cerebro y el cuerpo podría ser más poderoso que cualquiera de las dos drogas sola. Puso su teoría a prueba en un estudio de cuatro años sobre 121 pacientes obesos, de los cuales dos tercios eran mujeres. Durante el estudio, los pacientes tomaban Fen-Phen o un placebo. Tomar el placebo resultaba en una sensación de hambre y en aumento de peso, mientras que Fen-Phen disminuía el hambre y los pacientes perdían peso. Para el final del estudio, los pacientes habían perdido un promedio de 13,5 kg. Weintraub buscó efectos secundarios, pero asumió que las drogas eran seguras ya que habían recibido la aprobación de la FDA por separado muchos años antes.

El doctor Weintraub no pudo publicar sus hallazgos hasta 1992, cuando su trabajo finalmente apareció en la revista académica Clinical Pharmacology & Therapeutics. Antes de 1990, las revistas académicas preferían no publicar artículos que apoyaran abiertamente el uso de farmacoterapia, pero el artículo fue publicado en un momento en que los médicos y el público en general empezaban a buscar otras maneras de perder peso en un intento de controlar lo que se estaba convirtiendo en una epidemia. El momento era ideal, Fen-Phen despegó como nadie lo había imaginado; los pacientes llamaban a los médicos pidiendo los medicamentos y los médicos respondieron rápidamente a la demanda, algunos hasta dedicaron todas sus consultas a venderle Fen-Phen a miles de pacientes.

A medida que la locura por Fen-Phen se hacía más fuerte, los fabricantes de la fenfluramina querían vender dexfenfluramina, una versión más efectiva de la fenfluramina. A pesar de la evidencia que indicaba que la dexfenfluramina aumentaba el riesgo de una enfermedad intratable y generalmente fatal, la hipertensión pulmonar, debido a la rara naturaleza de la enfermedad (sólo una persona en un millón la desarrolla) un aumento de hasta 46 personas en un millón no fue considerado un gran riesgo. La FDA aprobó la dexfenfluramina a regañadientes en 1996 y las ventas explotaron cuando fue tomada por más de dos millones de estadounidenses, inclusive en combinación con la fentermina bajo el nombre de Dexfen-Phen.

fen-phen

La caída de Fen-Phen

Menos de un año después de la aprobación de la dexfenfluramina, médicos de la Clínica Mayo en Rochester, Minneapolis, denunciaron que 24 mujeres que tomaban fenfluramina, dexfenfluramina o Fen-Phen había desarrollada una rara y peligrosa anormalidad en las válvulas cardíacas. La FDA pidió que los médicos de los Estados Unidos informen sobre cualquier paciente con daños similares en las válvulas, y pronto acumularon más de 100 casos, la mayoría de los cuales estaban relacionados con tomar Fen-Phen y ninguno se dio en pacientes que tomaban solo fentermina. En cuestión de meses, cinco centros médicos independientes informaron a la FDA que habían examinado a un total de 291 pacientes, la mayoría mujeres, y que descubrieron que un tercio de ellos tenía daños en las válvulas cardíacas. También se descubrió que la información de las etiquetas de la fenfluramina no indicaban las cifras precisas de los casos de hipertensión pulmonar, una enfermedad pulmonar fatal, que se observaron en las pruebas clínicas de la droga. Debido a la evidencia abrumadora de que la fenfluramina y la dexfenfluramina estaban vinculadas a daños graves a las válvulas cardíacas y a la hipertensión pulmonar, las drogas fueron retiradas del mercado en septiembre de 1997.

Fentermina y otros medicamentos para perder peso

La FDA estuvo pendiente de sus análisis de los casos que involucraban Fen-Phen y descubrió que no hubo casos de daño a las válvulas cardíacas o de hipertensión pulmonar vinculados con tomar fentermina sola. La fentermina continúa siendo prescripta como un medicamento para perder peso y ha ganado popularidad desde la locura de Fen-Phen durante la década de 1990, al punto de que hoy en día constituye la mitad de todas las prescripciones para perder peso en los Estados Unidos, y todavía se la considera uno de los mejores tratamientos médicos para controlar la obesidad a corto plazo.

La fentermina también se receta en combinación con otras drogas para aumentar y prolongar los efectos de pérdida de peso. Una de estas combinaciones es Qsymia, una mezcla de fentermina y topiramato, una droga anticonvulsiva que puede causar pérdida de peso como efecto secundario. La combinación de topiramato y fentermina fue anteriormente prescripta sin autorización, pero recibió aprobación de la FDA como combinación en 2012. La fentermina también se prescribe en bajas dosis con drogas antidepresivas como el Prozac y el Zoloft, aunque la combinación es un uso fuera de indicación ya que Phen-Pro no ha sido aprobado por la FDA. A diferencia de Fen-Phen, se han realizado muchos estudios sobre estas y otras combinaciones con fentermina, incluyendo estudios de seguimiento para evaluar los efectos a largo plazo de las combinaciones de fentermina.

Para quienes no tienen una prescripción de fentermina o prefieren no tomar fentermina por los efectos secundarios, que pueden incluir sequedad de boca, náuseas, insomnio, mareos y constipación, Phen Caps es un suplemento de pérdida de peso que otorga una gran alternativa a la fentermina. Al igual que la fentermina Phen Caps eleva los niveles de energía y reduce el apetito para ayudarte a perder peso junto con un estilo de vida sano de dieta y ejercicio, así podrás alcanzar tus objetivos sin efectos secundarios.

Se dice que el ascenso y la caída de la locura Fen-Phen es una moraleja de nuestros tiempos donde lo que parecía ser una pastilla mágica para la epidemia nacional de obesidad fue increíblemente popular en cuestión de años en base a un único estudio de apenas 121 pacientes. En comparación, la fentermina, al haber sido aprobada hace más de 50 años, ha demostrado ser consistentemente efectiva para controlar la obesidad a corto plazo y es por eso que ha sobrevivido al paso del tiempo, a diferencia de combinaciones peligrosas y experimentales como Fen-Phen. No existe una pastilla mágica para perder peso; los medicamentos para perder peso como la fentermina y los suplementos para perder peso como Phen Caps funciona ayudándote a alcanzar tu propio estilo de vida saludable y a mantener tu peso objetivo para tu vida, ¡asegurando que este proceso de pérdida de peso sea el último que hagas y el más exitoso!

¿Tomaste la combinación Fen-Phen o conoces a alguien que la haya tomado? ¿O estás tomando una combinación de fentermina ahora? ¡Nos encantaría escuchar tus experiencias y responder tus preguntas, así que, por favor, deja un comentario abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:47    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.