How-to-balance-your-nutrition

A medida que avanzas a lo largo de tu dieta para perder grasa, una cosa en la que definitivamente debes enfocarte es en equilibrar tu nutrición. Un gran error que cometen algunas personas es dejar de lado a grupos enteros enteros de alimentos en favor de otros.

Si bien es cierto que las dietas reducidas en carbohidratos o, en algunos casos, bajas en grasas, pueden funcionar muy bien, nunca es una sabia decisión eliminar por completo estos alimentos.

En su lugar, trata de lograr el equilibrio. Cuando logres un buen equilibrio entre los alimentos que estás comiendo, ahí es cuando vas a mantener tus niveles de energía y verás resultados mucho mejores a partir de tu plan dietario.

Estas son algunas cosas que debes saber para ayudarte a mantener un buen equilibrio.

Come proteína con cada comida

Lo primero que debes asegurarte de hacer es comer algún tipo de proteína en cada comida. La proteína es lo que mejor va a eliminar el apetito, además de ofrecer también un buen impulso a tu metabolismo.

Si puedes comer aproximadamente 3 onzas de proteína por comida y bocadillo, estarás en el camino correcto para satisfacer tus necesidades.

Consume carbohidratos alrededor del momento de entrenar

En segundo lugar, otra cosa muy sabia de hacer, es tratar de ubicar los carbohidratos ricos en almidón preferentemente alrededor del periodo de entrenamiento. Es entonces cuando el cuerpo los va a necesitar más, y cuando más probablemente se beneficiará de ellos.

Excelentes opciones de carbohidratos para el periodo alrededor del entrenamiento incluyen: pan integral, cereales de salvado, avena o arroz integral. Estos te suministrarán abundante energía para pasar el entrenamiento sin dejar que el azúcar en tu sangre descienda en medio de la sesión.

Concéntrate en comer vegetales y grasas saludables más adelante durante el día

Después de tu entrenamiento, necesitas asegurarte de comer muchas verduras frescas y grasas saludables durante todo el día. Esto es lo que mejor te ayudará a mantener tus niveles de hambre bajo control, por lo que no estarás tentado de darte atracones con alimentos que no debes.

Servir algunos aceites o frutos secos saludables contsu principal fuente de proteínas, junto con un montón de verduras frescas es una gran manera de mantener el equilibrio en tu dieta y ver grandes resultados.

Come regularmente

Finalmente, la última cosa que debes hacer para ayudar a mantener el equilibrio, es asegurarte de comer con regularidad. Si no te alimentas durante horas es muy probable que notes una disminución en los niveles de azúcar en la sangre, y nada te llevará más rápido que eso a echar mano a un bocadillo procesado.

En su lugar, mantén un consumo constante de comidas más pequeñas durante el día para que los antojos de alimentos nunca se convierten en un problema para ti.

Si puedes mantener todos estos puntos en mente a medida que avanzas sobre la conformación de tu dieta, no deberías tener ningún problema para mantener un buen equilibrio y sentirte lo mejor posible.

Temas:

Valora este artículo

[Total:63    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.