fruits

El verano es un gran momento para iniciar la transición en tu estilo de vida, ya que los días son largos y soleados, y entrenar no parece tan malo; con la energía extra de fentermina, puedes comenzar un plan de ejercicios que realmente puedas cumplir. Además, dado que muchas personas tienen menos apetito en el clima caliente, las ensaladas y frutas son más atractivas que llenar platos. Sin embargo, el verano es también el tiempo de vacaciones para muchos, y si bien esto significa que tienes un merecido descanso de tu vida diaria, también significa que estás en riesgo de romper los buenos hábitos que has empezado con tu dieta. A continuación te damos algunos consejos sobre la manera de retomar el camino de tu viaje para perder peso después de que tus vacaciones han terminado.

Planifica y repone

Es probable que tengas que regresar a una nevera vacía, ¡pero tus armarios y el congelador no deberían estar vacíos! Si no puedes llegar al supermercado de inmediato, por lo menos ten un poco de fruta congelada y verduras, carne magra congelada, un poco de arroz integral o pasta de trigo integral, y paquetes de frutos secos y semillas en stock para que puedas preparar una comida y comer algún bocadillos para pasar el momento. Entonces, cuando se presenta la oportunidad de ir de compras y reponer los suministros de productos frescos, como las comidas saludables, es mucho más fácil de hacer cuando tienes una cocina bien equipada.

Vuelve a la rutina

Tus patrones de sueño probablemente estarán apagados, y es probable que te sientas triste después de tus excelentes vacaciones, y lo último que te apetece hacer es despertarte temprano para entrenar. Sin embargo, realmente debes hacer el esfuerzo de volver a la normalidad lo antes posible. Si no logras volver a la rutina, estas malas decisiones se convertirán en malos hábitos. Cuanto más tiempo permanezcas en el modo vacaciones, peor será – ¡no quieres que esos cinco kilos que has subido se conviertan en diez! El ejercicio levantará tu tristeza post-vacaciones y te dará mucha energía que puede faltarte después de unas vacaciones. Dependiendo de cuánto tiempo estuviste fuera, podrá parecerte que los niveles de ejercicio a los que estabas acostumbrado son ahora más difíciles, ¡pero no te rindas! Esfuérzate y pronto estarás arrancando de nuevo.

after summer diet

Acuéstate temprano

Tomar decisiones sanas es mucho más fácil cuando estás bien descansado. Aunque puede ser tentador golpear el botón del depsertador varias veces, levántate a tu hora habitual y ejercita (si es lo que haces normalmente) y ve a la cama temprano en la noche. Regresar tu ciclo de sueño a la normalidad te dará la energía que necesitas para cumplir con tu rutina saludable.

Pierde la culpa

No te castigues por las malas decisiones que hayas tomado en tus vacaciones o desde que regresaste. Puedes perder el tiempo pensando en el helado que comiste en la playa, o el buffet del hotel que no podías resistir, o puedes seguir adelante y tomar mejores decisiones hoy. Aferrarte a la culpa por los alimentos sólo iniciará un ciclo de alimentación poco saludable, es necesario romper el ciclo; comiste helado, sigue adelante, haz una mejor elección la próxima vez.

Dile ‘No’ al alcohol

No sólo que el alcohol tiene muchas calorías, sino que ha demostrado que es la causa de malas elecciones alimenticias. El alcohol también es un depresivo, lo que significa que puede deprimir tu motivación para hacer ejercicio, y la capacidad de tu cuerpo para quemar grasa y construir músculo. Para aquellos que toman fentermina, el alcohol también limita sus efectos, por lo que puedes haber encontrado que tu fuerza de voluntad estaba debilitada si bebiste en exceso mientras estabas fuera. Cuando regrwsas de las vacaciones necesitas darte a ti y a tu hígado un descanso, así que aléjate del alcohol durante unas semanas y trata de deshacer algunos de los daños que hiciste junto a la piscina en la hora del cóctel.

Pésate y mídete

Es probable que hayas aumentado de peso durante tus vacaciones, así que es mejor que evalúes los daños tan pronto como sea posible con el fin de planificar hacia adelante cómo compensar este desliz. Ver el número en la balanza debería ayudar a motivarte para retomar el camino, y nunca sabes, podría ser mejor de lo que esperabas. También debes controlar estos cambios a través de calibradores de grasa corporal, una cinta métrica que pellizca tu cuerpo para medir la cantidad de grasa en un área específica. Hacer esto puede motivarte , incluso cuando la balanza no está siendo amable contigo. Esto es porque la masa muscular pesa más que la grasa, y los números de la balanza pueden ocultar estos cambios positivos, mientras que las medidas del cuerpo te puede dar la imagen completa.

Introduce un suplemento

Aunque la fentermina ha demostrado una y otra vez ser un método muy eficaz para la pérdida de peso, con el tiempo tienes que dejar esa receta y aplicar tus cambios en tu estilo de vida a largo plazo. Aunque esto es posible, siempre es más fácil decirlo que hacerlo, y nadie debería avergonzarse de pedir ayuda. Por este motivo los suplementos sin receta para dieta / pérdida de peso son una gran opción, ya que casi siempre la gente necesita un poco de ayuda para mantenerse en el camino. Por esta razón, hemos empezado a recomendar Cápsulas Phen, que suprimen el apetito, los antojos y aumentan la energía. Se pueden tomar en lugar de la fentermina, con fentermina (para un impulso adicional) o después de que terminas tu receta de fentermina. Puedes leer más sobre Phen Caps aquí.

Nos encantaría escuchar acerca de las vacaciones que has tomado este año y tu experiencia al tratar de cumplir con tu plan de pérdida de peso mientras estabas lejos de casa.

Si eres nuevo tomando fentermina,¿ha sido más fácil resistir a los alimentos tentadores en las vacaciones, contrariamente a cómo lo hacías normalmente? Además, si tienes algún consejo propio acerca de cómo retomar el camino cuando regresas, ¡por favor comenta abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:38    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.