iron

La pérdida de peso y la alimentación saludable van de la mano, por lo que es importante obtener suficientes nutrientes para asegurar que tu cuerpo está trabajando en su mejor forma para ayudarte a perder peso. Sin embargo, muchas personas no piensan en el hierro como un nutriente, lo que podría explicar por qué el bajo nivel de hierro es la deficiencia nutricional más común en los EE.UU. Las mujeres son particularmente susceptibles a niveles bajos, con informes de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que indican que cerca del 10% de las mujeres en los EE.UU. tienen deficiencia de hierro. La carencia de este mineral esencial significa que probablemente te sientas agotada y fatigada, lo que no es ideal si estás tratando de hacer actividad física para perder peso tomando fentermina. Entonces, aquí explicamos cómo el hierro bajo puede detener la pérdida de peso y qué alimentos deberías comer en mayor cantidad para aumentar tu ingesta de hierro, tus niveles de energía, ¡y tus resultados de pérdida de peso!

¿Por qué necesitas hierro?

El hierro es esencial, ya que ayuda a transportar oxígeno a través del cuerpo. Sin suficiente de este mineral, tu cuerpo no puede producir los saludables glóbulos rojos que transportan oxígeno, lo que significa que tu cuerpo no puede obtener suficiente oxígeno. Esto causa fatiga y un agotamiento que puede afectar todo, desde la función cerebral hasta tu sistema inmunológico. Por lo tanto, si sientes cansancio a pesar del aumento de energía de la fentermina, entonces la causa podría ser los niveles bajos de hierro. El hierro también es necesario para mantener saludable la piel, el cabello y uñas, así que para aquellos que experimentan pérdida de cabello tomando fentermina, obtener más alimentos ricos en hierro en la dieta puede ayudar con este efecto secundario. En cuanto a la pérdida de peso, la falta de hierro significa que eres más propensa a sentir debilidad y cansancio con más facilidad por lo que el ejercicio regular será difícil. Y, aunque puedes encontrar la energía para hacer ejercicio, sin suficiente oxígeno en los músculos, tu metabolismo se ralentiza y tu cuerpo no será capaz de quemar grasa tan eficientemente, lo que significa que la pérdida de peso es mucho más difícil de lograr.

¿Cuánto hierro necesito?

Mientras que los hombres y las mujeres post-menopáusicas sólo requieren 8 mg de hierro por día, las mujeres de edades comprendidas entre 19 y 50 requieren 18 mg diarios para compensar la pérdida de sangre durante la menstruación. Como muchas mujeres que toman fentermina pueden sufrir cambios en su periodo, incluyendo menstruación más frecuente y sangrado más abundante, es aún más importante asegurarte de que recibes suficiente hierro cada día para compensar esta pérdida de sangre adicional. Ciertas condiciones médicas tales como la enfermedad celíaca, úlceras o problemas en los riñones también pueden hacer que tu cuerpo requiera más hierro, y el ejercicio intenso puede reducir la cantidad de glóbulos rojos de la sangre, lo cual es otra razón por la que no debes hacer ejercicio a niveles extremos al tomar fentermina. Por último, si eres vegetariana o vegana es posible que tengas que tomar un suplemento de hierro – esto es debido a que el cuerpo no absorbe el tipo de hierro que se encuentra en las plantas tan eficientemente como lo hace de los productos animales.

Fuentes saludables de hierro para aumentar la pérdida de peso con fentermina

Aunque el hierro se absorbe mejor a partir de fuentes hemo (animales), el hierro no hemo (plantas) se puede encontrar en una variedad de alimentos nutritivos, así que es una buena idea obtener una combinación de los dos para lograr una salud óptima y los mejores resultados de pérdida de peso. Si has sido diagnosticada con niveles bajos de hierro entonces debes comer alimentos ricos en vitamina C junto con los alimentos ricos en hierro para aumentar la cantidad que tu cuerpo absorbe y evitar el té y el café ya que inhiben la absorción de hierro. Aquí presentamos 10 fuentes saludables de hierro para ayudar a aumentar tu ingesta diaria de este mineral esencial:

1. Carne roja magra

Aunque el hígado de res y de cerdo están llenos de hierro, si no te agrada el hígado, optar por cortes magros de carne roja te dará 2 a 3 mg cada 3 onzas. Y no debes temer que la carne roja vaya a alterar tus resultados de pérdida de peso; como explicamos aquí, la carne roja magra tiene una alta proporción de proteínas a calorías, ayudando a construir esos músculos y ayudando a la quema de grasa, así como aumentando tus glóbulos rojos en la sangre. Para los cortes más magros, evita los cortes de carne roja ‘prime’ que tienen alto contenido de grasas saturadas que obstruyen las arterias, y en lugar de ello escoge las opciones más magras como “rueda” o ‘lomo’.

2. Semillas de calabaza

Este popular aperitivo otoñal está lleno de hierro, con una porción de 1 onza (equivalente a un puñado) contiene cerca de 1 mg. Las semillas de calabaza proporcionan la mayor cantidad de hierro cuando se comen crudas; cémolas como un aperitivo o espolvorea las semillas en tu ensalada para beneficiarte de sus beneficios nutricionales.

3. Legumbres

El sabor de muchas legumbres vegetarianas como los frijoles enriquecen comidas sin carne con su alto contenido en proteínas y fibra, y también contienen buenas cantidades de hierro por cada taza. La soja contiene la mayor cantidad de hierro con alrededor de 8 mg por taza, mientras que las lentejas contienen 6,6 mg por taza y los garbanzos te proporcionan alrededor de 5 mg por taza.

iron

4. Mariscos

Si necesitas una excusa para sacar el barco, las ostras son los líderes cuando se trata de pescados y mariscos llenos de hierro, con alrededor de 8 mg en una porción de 3 onzas, o alrededor de 2,3 mg por ostra de tamaño mediano. La cpuntuación del calamar es igualmente alta por porción, mientras los caracoles, pulpo, y mejillones también te aportan al menos 6 mg de hierro por porción. Si estos no están en tu menú habitual, los peces de aleta comunes como el abadejo, el salmón y el atún son buenas fuentes.

5. Patatas

No hay necesidad de mantenerse alejado de las patatas a pesar de lo que te hayan hecho creer quienes hacen dietas bajas en carbohidratos. Por supuesto, las patatas fritas tienen alto contenido de grasa debido a la forma en que se cocinan, pero una papa al horno es la manera perfecta para beneficiarse de la fibra y los nutrientes que proporcionan las patatas – incluyendo alrededor de 3,2 mg de hierro por patata al horno de tamaño mediano (incluyendo la piel). También son una gran fuente de vitamina C, lo que significa que ayudan al cuerpo a absorber el hierro que proporcionan, por lo que son una gran opción para los vegetarianos.

6. Frutos secos

Además de ser un gran aperitivo repleto de proteínas, los frutos secos contienen hierro y otros nutrientes para mejorar la salud y el metabolismo. Las castañas de cajú y los piñones están a la cabeza ya que una porción 1 onza proporciona 1,7 mg. Otros frutos secos que contienen una buena cantidad de hierro son las avellanas, cacahuetes, almendras, pistachos y nueces de macadamia.

7. Vegetales de hoja verde

Para un suministro de hierro de bajas calorías, nada puede superar a los vegetales de hojas verdes como la espinaca y la col rizada. La espinaca contiene la cantidad impresionante de 6,4 mg por taza, la col berza te da 2,2 mg por taza, la col rizada contiene 1,1 mg por taza, y una taza de rúcula contiene 0,3 mg de hierro. Asegúrate de añadir una gran variedad de estas verduras a tu dieta y aumentarás tu consumo de hierro, así como tu recuento de nutrientes en muy poco tiempo, y todo por un puñado de calorías.

8. Cereales de grano entero y fortificados

Los cereales integrales como la quinua, arroz integral y avena contienen naturalmente buenas cantidades de hierro con alrededor de 2 a 3 mg por taza (cocinados). Sin embargo, muchos cereales para el desayuno están fortificados con hierro para darte hasta un 100% de tu ingesta diaria recomendada, así como vitaminas del complejo B y otros nutrientes. Por lo tanto, siempre y cuando sigas nuestras reglas para la elección de los mejores cereales, entonces tu tazón de desayuno podría ponerte en marcha en el día con un impulso de muchos de los minerales y nutrientes que tu cuerpo necesita.

9. Tomates secados al sol

Además de ser muy sabrosos, los tomates secados al sol te dan la friolera de 5 mg de hierro por cada taza, así que siéntete libre de añadirlos a las ensaladas y platos de pasta para una explosión de sabor nutritivo.

10. Frutas secas

Las frutas secas como pasas, ciruelas pasas, dátiles, y albaricoques secos son dulces ricos en nutrientes que contienen una buena cantidad de hierro por porción. Y, mientras que no son un reemplazo para las frutas frescas y los nutrientes bajos en calorías que proporcionan, las frutas secas son una gran opción para añadir a las ensaladas o como un aperitivo de fácil transporte, que también ayuda a aumentar tus niveles de hierro. Media taza de pasas de uva proporciona 1,6 mg de hierro, mientras que la mitad de una taza de albaricoques secos te da 2 mg. Otra gran opción para un impulso rico en hierro es el jugo de ciruela, que combina 3 mg de hierro y 2,5 g de vitamina C por vaso, lo que significa que ayuda al cuerpo a absorber el hierro que proporciona.

—-

¿Obtienes suficiente hierro en tu dieta? ¡Cuéntanos comentando abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:0    Promedio:0/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.