fat-loss

Constantemente hablamos acerca de la pérdida de peso en el blog y el foro, pero como muestran fotos como estas, la pérdida de peso es sólo una parte de la historia; para obtener el cuerpo que deseas tomando fentermina, debes enfocarte en la pérdida de grasa. Mientras que la reducción de calorías puede ayudar a perder peso, sin desarrollar masa muscular magra y en cambio aumentando tu metabolismo, podrías terminar de nuevo en el punto de partida una vez que dejas de tomar fentermina y empiezas a comer más. Por lo tanto, si estás tratando de reducir tu porcentaje de grasa corporal, pero no sale según lo planeado, entonces estos consejos te ayudarán a entender por qué no estás perdiendo grasa mientras tomas fentermina.

1. No estás obteniendo la cantidad adecuada de proteína

Muchos estadounidenses no consumen suficiente proteína en sus dietas, en cambio se cargan con alimentos precocinados llenos de grasas trans, sal y azúcar. La proteína magra, en forma de alimentos como pollo, pescado, yogur y frutos secos, ayuda a mantener la sensación de saciedad y te ayuda a desarrollar músculo, lo que significa un metabolismo más rápido y más quema de grasa. Por lo tanto, si sabes que no comes mucha proteína magra, esta podría ser la clave para perder más grasa tomando fentermina. Sin embargo, gracias a muchas de las dietas de moda que se han hecho populares en los últimos años, la gente ahora piensa que carbohidrato = malo, y proteína = bueno. En base a esto, mucha gente reduce los carbohidratos saludables, tales como pasta de grano entero, legumbres e incluso vegetales, y se carga de proteínas. Sin embargo, puedes comer demasiado de “algo” bueno; y las intenciones de comer de forma saludable dejan de ser saludables si no podemos comer esos alimentos con moderación. Hay una ingesta diaria recomendada (IDR) de proteína, fijada en 46 gramos para las mujeres y 56 gramos para los hombres, pero mientras que es una gran idea tratar de llegar a esta IDR, más de eso no va a mejorar tus posibilidades de perder grasa. De hecho, si comes más proteínas de lo que tu cuerpo necesita, tu hígado no puede lidiar con este exceso y simplemente convierte la mayor parte de estas calorías en azúcar y luego en grasa. Entonces, mientras que es una buena idea incorporar más proteínas en tu dieta, debes dejar de deglutir batidos de proteínas con la esperanza de que mágicamente van a quemar las calorías y, en cambio, debes comer una dieta variada, incluyendo una cantidad limitada de fuentes saludables de proteínas.

2. No estás desarrollando músculo

Si no estás desarrollando músculo con el entrenamiento de fuerza, ¡entonces debes comenzar! Y si estás incorporando ejercicios con peso en tu plan de entrenamiento con fentermina, pero todavía no estás perdiendo grasa, entonces tal vez necesitas aumentar tus pesos. Como explicamos aquí, las mujeres carecen de la testosterona para ponerse voluminosas, pero con el fin de construir el músculo y aumentar la quema de grasa, es necesario levantar pesos que te desafíen. Los principiantes deben empezar poco a poco con el fin de evitar lesiones, pero a medida que te acostumbras a los pesos debes trabajar con más fuerza – el entrenamiento de fuerza no se supone que sea fácil, por lo que es necesario tomar descansos de un día entre los entrenamientos de fuerza. Por otra parte, los pesos deben variar dependiendo de qué músculos estás ejercitando – por ejemplo, debes levantar más al hacer levantamiento de peso muerto y sentadillas que cuando trabajas tus bíceps y tríceps. El peso ideal para cada ejercicio debe ser el que puedas levantar sin problemas en las primeras repeticiones, pero después de 13 ó 14, debes sentirte desesperada por un breve descanso antes de poder hacer otras 15 repeticiones.

3. Estás demasiado estresada

Muchas personas piensan erróneamente que una vida llena de estrés puede ayudar a perder peso, cuando en realidad, estar estresada es una manera segura de impedirte perder grasa. El estrés es un enemigo de una pérdida de peso exitosa, ya que aumenta los niveles de cortisol que a su vez nos llevan a la acumulación de grasa, ya que esta hormona descompone el músculo magro (el tipo de tejido que ayuda a quemar calorías más eficientemente) y mantiene las reservas de grasa, especialmente alrededor de tu estómago. Por lo tanto, incluso si haces todo bien cuando se trata de la dieta y el ejercicio, el estrés excesivo puede evitar el logro de tus objetivos de perder ese tope del muffin. Por lo tanto, por el bien de tu salud y de tus esfuerzos para perder peso, trata de relajarte un poco mediante el uso de estas técnicas de control del estrés.

losing fat

4. Estás haciendo demasiado ejercicio cardio de baja intensidad

Caminar es bueno para empezar, especialmente si eres nueva en el entrenamiento, pero en realidad obtienes mucho más de tu inversión en el ejercicio si intensificas el ejercicio por períodos cortos con un largo paseo o dos horas de trote lento en la cinta para correr. Así, una vez que te sientas lista, trata de añadir explosiones cortas (alrededor de 30 segundos) de un trote rápido o carrera, luego, reduce la velocidad a un trote lento durante un minuto y luego retoma el ritmo de nuevo. También puedes probar esto en la máquina elíptica o una bicicleta estacionaria, o una combinación de cualquiera de ellas, pero alrededor de 30-45 minutos o menos es suficiente para una sesión de ejercicios – cuando se trata de entrenar, la calidad es siempre mejor que la cantidad. El entrenamiento de intervalos como este le da a tu cuerpo la llamada de atención que necesita para impulsar tu metabolismo y conseguir que pierdas grasa, al tiempo que te evita esos entrenamientos aburridos de dos horas.

5. Comes demasiados alimentos “dietéticos”

Los alimentos envasados quieren que los compres, lo que significa que si estás a dieta, ellos también lo están. Pero, ¿qué significan realmente las etiquetas de los alimentos, tales como “bajo en grasa” y “dietético”? Bajo en grasa puede simplemente significar que el producto contiene menos grasa que la versión estándar de ese producto en particular, y por lo tanto puede no ser bajo en grasa en absoluto. Y todos sabemos que la gaseosa dietética es tan mala para nosotros como la gaseosa regular, por lo tanto recuerda sospechar de cualquier alimento que grita lo bueno que es para ti. Muchos estudios han demostrado que cuando pensamos que un alimento es bueno para nosotros, tenemos la tendencia a comer en exceso, lo que significa que los alimentos de la dieta pueden tener el efecto contrario y, de hecho, provocar un aumento de peso, debido a que comer en exceso alimentos dietéticos bajos en azúcar y bajos en grasa, aún es comer en exceso, y a menudo estos alimentos contienen menos nutrientes ya que se procesan excesivamente. Más aún, las versiones bajas en grasa de los alimentos como la mantequilla de maní y el yogur, contienen notoriamente más azúcar para compensar la grasa que se ha quitado. Entonces, el azúcar que no se usa es convertida en grasa por el cuerpo, por lo que aunque tu comida puede haber perdido grasa, no obtendrás el mismo resultado al counsumirla. Trata de comer menos alimentos envasados en general y recuerda comer estos alimentos que queman grasa para obtener los mejores resultados.

6. No duermes lo suficiente

Estas tomando en cuenta tu entrenamiento con pesas, cardio, y una alimnetación saludable, pero ¿estás considerando dormir suficiente? Como el estrés, la falta de sueño aumenta los niveles de cortisol, lo que significa que la pérdida de peso es mucho más difícil ya que tu cuerpo está trabajando en tu contra para tratar de mantener tu grasa corporal, pensando que se avecinan tiempos difíciles. La falta de sueño también aumenta tu sensibilidad a la insulina y causa un desequilibrio en las hormonas que controlan el hambre y la saciedad, enviándote a que salgas a la caza de alimentos con alto contenido de grasa y ricos en calorías, y haciendo que te sea difícil saber cuándo estás satisfecha. Lamentablemente, un problema clave para los que toman fentermina es que el insomnio es uno de los efectos secundarios más comunes de la fentermina. Para ayudarte a desconectarte después de un largo día, debes tratar de desconectarte en la medida de lo posible en las horas previas a acostarte mediante un menor uso de los teléfonos inteligentes, computadoras y televisores; en su lugar, intenta leer o tomar un baño caliente. Por último, evita la cafeína, absteniéndote de tomar café, té y refrescos en las horas antes de irte a la cama, ¡y estarás perdiendo peso mientras duermes antes de darte cuenta!

—————

Haciendo algunos ajustes en tu dieta, rutina de ejercicios y estilo de vida, lograrás perder grasa en poco tiempo, lo que significa que puedes lograr el peso y la forma del cuerpo que deseas. Sin embargo, si estás luchando para perder grasa tomando fentermina, puede darte un impulso con Phen Caps, la alternativa líder a la fentermina. Con ingredientes activos que aumentan la respuesta termogénica de calentamiento de tu cuerpo, Phen Caps aumenta tu metabolismo y ayuda a tu cuerpo a quemar más grasa. Phen Caps también ayuda a suprimir el apetito y a aumentar tus niveles de energía, haciendo que tu viaje de pérdida de peso con fentermina sea más fácil, y también más eficaz.

¿Estás teniendo problemas para perder grasa al tomar fentermina? ¿O tienes algunos consejos propios para luchar contra la grasa? ¡Cuéntanos comentando a continuación!

Temas:

Valora este artículo

[Total:3    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.