woman-sandwiches

Mientras tomas fentermina tu apetito estará suprimido, lo que hará más fácil no ceder a los antojos. Sin embargo, cuando estamos ocupados o apurados podemos llegar a tomar malas decisiones alimenticias. Hacer las cosas bien durante el almuerzo puede ser difícil para muchas personas que están obligadas a comer rápido, pero la clave de comer sano es la preparación.

No te dejes presionar por comer una comida rápida llena de carbohidratos porque tienes un día ocupado. En vez de eso, intenta alguna de estas sencillas recetas de almuerzo bajo en calorías, todas de menos de 350 calorías, que harán tus almuerzos más sanos e interesantes.

Ensalada de pollo grillado, rúcula, tomate y queso de cabra

El pollo es muy bueno a la hora de almorzar, ya que su alto contenido proteínico eleva tu energía y te mantiene lleno durante la tarde. El tomate es rico en antioxidantes y ayuda a disminuir la retención de agua, la rúcula es un vegetal de hoja rico en vitaminas A, C y K, calcio y hierro, y el queso de cabra contiene ácido graso que te ayuda a sentirte llena y quemar grasas. Esta receta es para una porción.

Asa una pechuga de pollo deshuesada sin piel sazonada con un poco de pimienta negra. Mientras el pollo se cocina, mezcla una taza de rúcula, cuatro tomates cherry cortados al medio, una cebolla roja pequeña cortada muy pequeña, cinco aceitunas y un cuarto de taza de queso de cabra desmenuzado. Condimenta la ensalada con un poco de aceite de oliva y vinagre balsámico y mézclala, luego corta la pechuga de pollo y ponla arriba.

Torta Tijuana

Este plato mexicano es una gran manera de cosechar los beneficios de los frijoles, que están llenos de fibra y nutrientes y que llenan mucho. Si lo combinas con pan integral, este almuerzo te mantendrá satisfecha durante toda la tarde. La receta incluye queso, que es rico en calcio, palta, que tienen ácidos grasos omega-3, y repollo y cebollas, que son ricas en vitaminas y nutrientes. Esta receta es para cuatro porciones.

Si bien los frijoles enlatados son más convenientes, también contienen más sodio, así que deberías cocinar tus propios frijoles secos o lavar los frijoles enlatados antes de hacer la torta. Necesitarás 400 gramos de frijoles negros o frijoles pintos que tendrás que pisar con tres cucharadas de salsa preparada y media cucharadita de comino.

En un bol separado, pisa el aguacate, dos cucharadas de cebolla picada y una cucharada de jugo de lima. Toma una baguete de 40 centímetros y córtala en cuatro trozos de igual largo, corta cada trozo horizontalmente y saca la mayor parte de la miga del centro, dejando más que nada la corteza.

Unta la mezcla de frijoles en la mitad de abajo de la baguete, luego agrega queso chédar bajo en grasas rallado o queso Monterey Jack y distribuye un tercio de taza de lechuga trozada sobre el queso. Unta la mezcla de aguacate en la parte superior de la baguete, combina las dos mitades, corta cada sección a la mitad y sírvelas.

Ensalada de quínoa, espinaca y arándanos

La quínoa es más un vegetal que un grano, ya que es pariente cercano de las verduras de hoja como la espinaca y la col crespa, y es muy rica en proteínas, vitaminas y minerales y te dejará muy satisfecha. La espinaca es otra gran comida para perder peso, te deshincha y tiene fibras y vitaminas, y los arándanos están llenos de ácidos orgánicos que los investigadores creen que ayudan a disolver los depósitos grasos.

Cocina media taza de quínoa durante 10 minutos hasta que esté inflada y el agua se haya evaporado. Toma 85 gramos de espinaca bebé y agrégalos a la quínoa en un bol grande, más un cuarto de taza de arándanos secos.

Para hacer el aderezo, mezcla dos cucharadas de aceite de oliva, una cucharada de jugo de naranja, medio diente de ajo picado, pimienta negra y una cebolla picada fina y pon esto sobre la ensalada y revuelve.

Por último, corta los frutos secos que quieras y espolvoréalos sobre la ensalada para darle una textura crujiente.

Esta recete debería ser suficiente para cuatro porciones, así que puedes hacerla para el almuerzo de toda la familia o comerla varios días durante la semana.

low calorie lunch recipes

Frittata de calabacín

Una frittata es algo que puedes hacer por la noche para almorzar al día siguiente. Los huevos te dan proteína y vitaminas B complejas para aumentar tus energías y ayudarte a sentirte lleno y el calabacín, los tomates y las hierbas suman nutrientes y vitaminas adicionales. Esta receta es para dos porciones, pero puedes cortarla en cuatro y servirlas con ensalada para tener menos calorías y más vegetales.

Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén y agrega una taza de calabacín cortado en cuadrados y media taza de cebolla picada y deja que se cocinen a fuego lento durante cuatro minutos.

Una vez que el calabacín esté dorado, agrega media taza de tomates cherry picados, un cuarto de taza de albahaca picada, un cuarto de taza de menta picada, un poco de pimienta negra y cocina todo durante 30 segundos.

Bate cinco huevos grandes y 50 gramos de queso feta en un bol grande y agrega la mezcla de calabacín al bol. Calienta la parrilla.

Limpia la sartén, agrega un poco de aceite y ponla sobre una hornalla a fuego medio-bajo, vierte la mezcla de la frittata en la sartén e inclina la sartén para que la mezcla alcance los bordes. Cocinar así durante dos minutos hasta que el fondo esté dorado.

Poner la sartén bajo la parrilla y cocinar hasta que la frittata esté lista y la parte de arriba esté dorada, lo que debería tardar otros dos minutos. Cortar en triángulos y servir.

Arrollados de maní y tofu

El tofu es rico en proteína, por lo que es un gran substituto de la carne para vegetarianos y veganos, además mantiene bajo el colesterol y reduce los radicales libres, lo que significa que también traerá beneficios para quienes coman carne y agreguen el tofu a su dieta. Esta receta contiene salsa de maní, que una buena fuente de proteína, además de guisantes y ají rojo, que están llenos de vitaminas y minerales y una tortilla de trigo integral para obtener más fibra. Esta receta es para una persona por tortilla.

Untar una cucharada de salsa Thai de maní en una tortilla de trigo integral de 20 centímetros. Si no tienes salsa de maní puedes mezclar una cucharada de mantequilla de maní natural con un toque de salsa de soja.

Pon 50 gramas de tofu horneado picado fino, un cuarto de taza de ajíes rojos picados y ocho guisantes picados en la tortilla, dobla los lados sobre el relleno y enrolla.

¿Ya te estás baboseando por estas deliciosas recetas y estás corriendo a la cocina? ¡Yo sí! Estas ideas de almuerzo nos demuestran que comer saludable no tiene por qué ser aburrido o requerir mucho tiempo. Ten en mente que si hay ingredientes en estas recetas que no te gustan siempre puedes cambiarlos por otros vegetales, frutas o quesos. ¡Se creativa, diviértete y, más importante aún, disfruta todas las buenas comidas bajas en calorías!

Nos encantaría escuchar tu experiencia si probaste alguna de estas recetas o si tienes recetas propias… ¡Por favor, deja un comentario abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:57    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.