mirror-diet

Has trabajado duro y haz hecho excelentes progresos en tu proceso de pérdida de peso con la fentermina, semana tras semana ves los números de la balanza bajar pero, de pronto, la balanza no cede, a pesar de que sigues comiendo saludablemente y ejercitándote regularmente. Sí, has llegado a una mesetea en la pérdida de peso. La fentermina suprime tu apetito y te da la energía extra necesaria para ejercitarte y pierdes peso, pero tu Tasa Metabólica Basal (TMB) también bajará a medida que pierdes masa corporal, lo que significa que quemarás menos calorías haciendo lo mismo que hacías antes de perder peso.

Aunque estas mesetas pueden ser desalentadoras, es importante recordar que es posible superarlas y volver a ver resultados regularmente. Aquí explicaremos diez maneras para superar una meseta y volver al camino en tu pérdida de peso.

1. Aumenta la intensidad

Si mantuviste tu rutina de ejercicio, es muy probable que estés más en forma. Esto es muy bueno, pero también significa que tu cuerpo no tiene que trabajar tan duro o quemar tantas calorías para completar la misma cantidad de trabajo. La mejor manera de quemar más calorías es aumentar la intensidad de tus ejercicios.

Suma intervalos de alta intensidad a tu entrenamiento semanal, como por ejemplo correr a mayor velocidad durante algunos minutos y luego volver hasta que sientas que estás listo para hacerlo de nuevo. También puedes intentar ejercitarte con un amigo que esté en mejor forma que tú para exigirte a ti mismo trabajar un poco más duro, o tomar alguna clase de ejercicio con un instructor enérgico que te motive a hacer más.

2. Lleva registro de todo

Es muy importante que lleves registro de todo lo que pase por tus labios, ya que puedes alcanzar tu límite de calorías muy rápido si no vigilas lo que dejas entrar a tu cuerpo. Tal vez hayas empezado bien, pero lo mejor es llevar un diario de comidas contigo a todas partes para poder registrar todo en el momento. También debes asegurarte de seguir pesando tus porciones; después de un par de meses puedes suponer que ya sabes cómo se ven 85 gramos de pollo, pero tal vez te equivoques un poco cada día y llegues a comer porciones mucho más grandes de lo que pensabas.

3. Reconsidera tus calorías

Si has perdido peso efectivamente con la fentermina hasta ahora, y tu cuerpo está más ligero que cuando empezaste, entonces ahora necesitas menos calorías para realizar tus actividades normales. Vuelve a evaluar el número de calorías que necesitas para perder peso usando una calculadora online, pero NUNCA, sin importar qué, bajes de 1200 calorías por día, esto no solo no es saludable, sino que tendrá el efecto contrario ya que tu cuerpo conservará grasas en vez de quemarlas.

4. Mantente hidratada

Beber agua es fundamental para un proceso de pérdida de peso ya que te mantiene hidratada y ayuda a la fentermina a suprimir tu apetito. Investigadores alemanes han descubierto que los participantes que tomaron apenas un par de vasos de agua extras por día elevaron su metabolismo, lo que te ayudará a quemar calorías y superar la meseta en la pérdida de peso.

phentermine weight loss

5. Construye músculo

Es muy común para quienes hacen dieta perder músculo cuando pierden peso, pero esto enlentece tu metabolismo, ya que el músculo hace que tu cuerpo queme calorías incluso cuando descansa. Una manera de evitar perder músculo es incorporar ejercicios con pesas a al menos en dos de tus entrenamientos semanales. Esto no significa que te verás como un fisicoculturista, los ejercicios de peso simples como hacer flexiones de brazos y zancadas pueden ayudarte a mantener una composición corporal sana y hacer que tu metabolismo funcione sin problemas.

6. Date gustos

Mucha gente tiene problemas para sostener dietas que restringen severamente las calorías durante mucho tiempo, por lo que una “comida permitida” en la que puedas comer lo que quieras una vez a la semana puede ser una buena táctica para mantenerte motivado. Sin embargo, los estudios muestran que una comida permitida puede acelerar tu metabolismo y ayudarte a perder peso. Esto puede deberse a que mantiene a tu cuerpo en vilo, y además asegura que recibas ciertas vitaminas solubles en grasa que puedes no haber consumido durante la semana. ¡Pero ten cuidado de no convertir una comida permitida en un día permitido!

7. Mantente activo durante el día

Tal vez pases una hora al día en el gimnasio, pero ¿pasas el resto del día sentado en tu escritorio o tirado en el sofá? Tu actividad diaria que no es ejercicio es un gran factor en la cantidad de calorías que quemas cada día. Utiliza la energía extra que recibes de la fentermina para sumar movimiento a tus tareas diarias, como caminar en vez de conducir, tomar las escaleras en vez del elevador, y caminar por la habitación cuando hablas por teléfono. Otro gran consejo es conseguir un podómetro y tener un objetivo diario de pasos. Cada 2.000 pasos se queman cerca de 100 calorías más, así que intenta dar 10.000 pasos cada día para perder peso.

8. Una dieta balanceada, una vida balanceada

Si bien concentrarse en la dieta y el ejercicio es importante, también deberías asegurarte de dormir lo suficiente y evitar el estrés. El estrés hace que los niveles de cortisol se eleven y los altos niveles de cortisol rompen los músculos y almacenan grasas, lo que significa que el estrés causado por tu dieta puede tener el efecto contrario a perder peso, incluso a pesar de tener una restricción de calorías. Dormir alivia los efectos del estrés, al igual que tomar tu cantidad diaria de vitaminas C y D, así que asegúrate de seguir una dieta balanceada y dormir lo suficiente. Esto te ayudará mucho para volver a perder peso.

9. Cambia tu rutina

Sorprender a tu cuerpo con un cambio de dieta, ejercicio, o ambos, puede hacer que vuelvas a perder peso. Si comes las mismas comidas todos los días, intenta cambiar tu rutina un poco con un desayuno más grande y un almuerzo más pequeño, ingiere muchas mini-comidas durante el día o simplemente incorpora nuevas comidas a tu dieta. También puedes alternar días de recorte de calorías en los que el límite es más bajo que el habitual, y días más fáciles de seguir en los que te permites 200 calorías más. Lo mismo sirve para tu rutina de entrenamiento: si haces los mismos ejercicios una y otra vez, tu cuerpo sabe qué esperar, lo que se llama “especificidad del entrenamiento”, así que puedes cambiar tu rutina para que no sea una rutina, probando un nuevo tipo de ejercicio de vez en cuando.

10. Añade un suplemento

También puede ser posible que necesites ayuda para salir de la meseta y volver a perder peso. Las Cápsulas Phen, un nuevo producto en Phentermine.com, es una alternativa a la fentermina que se puede tomar junto con la fentermina para mayor efectividad, por si sola, o luego de terminar tu prescripción de fentermina. Ayuda a suprimir el apetito, los antojos y aumenta los niveles de energía, ayudándote a volver al camino de perder peso hacia tus objetivos.

Puede ser muy desalentador que tu pérdida de peso comience a estancarse, pero con estas ideas para volver a encaminar tu pérdida de peso deberías superar tu meseta muy rápido.

¡Nos encantaría escuchar tus experiencias si intentaste alguno de estos consejos o si tienes otros consejos sobre cómo superaste una meseta en la pérdida de peso, así que, por favor, deja un comentario abajo!

Temas:

Valora este artículo

[Total:53    Promedio:5/5]

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.